Mujer embarazada y su hermano mueren en un trágico incendio

Las víctimas tenían 22 y 4 años. Dormían en la segunda planta, con piso de madera. Sus padres y otros dos jóvenes sufrieron quemaduras y principio de asfixia, pero estarían fuera de peligro.
sábado, 13 de abril de 2013 · 00:00

Un trágico incendio desatado en la madrugada de ayer en una vivienda de dos plantas, en Villa Rosa, dejó como saldo, dos muertos y cuatro heridos de gravedad. Ambas víctimas eran hermanos: una chica de 22 años, con un embarazo avanzado y un nene de cuatro años. Los dos dormían al momento del siniestro y no pudieron ser rescatados por los vecinos que ingresaron a la casa en llamas para sacar al resto de los miembros de la familia.

El hecho sucedió cerca de las 6 de la mañana de ayer en una vivienda ubicada en la intersección de Rezabal y Williams, del barrio San José de la localidad de Villa Rosa.

Los llamados al cuartel de Destacamento de los Bomberos Voluntarios alertaban sobre un importante incendio. Los rescatístas llegaron al lugar con dos móviles y luego lo hicieron otros dos más del Cuartel Central de Pilar. Algunos vecinos, sin embargo, se quejaron por las demoras en el operativo de rescate. Tanto, que ellos mismos debieron sacar a los sobrevivientes.

Para cuando llegaron los bomberos, el fuego ya estaba generalizado.

Se trataba de una vivienda de material de unos 40 metros cuadrados, con una planta superior de la misma medida y entrepiso y techo de madera, que ardieron con velocidad.

 

Rescate

Vecinos del lugar habían ayudado a varios integrantes de esa familia, a los que dejaron en los pasillos y en el patio, semi desvanecidos, con principios de asfixia y quemaduras de diferente consideración.

Mientras los bomberos luchaban intensamente contra las llamas, tratando de sofocar las mismas y evitar la destrucción total y la propagación de las mismas a casas linderas, el entrepiso de desplomó complicando mas aún la difícil situación.

Después de casi una hora, se logró apagar el incendio. Para ese entonces ya los heridos habían sido trasladados al hospital Juan Cirilo Sanguinetti de Pilar.

Se trataba del jefe de hogar, identificado como Pablo Alfonso, de 44 años; su esposa Silvina, de 40 y dos de sus hijos: Esteban, de 20 y Camila de 16.

Una vez que los rescatistas sofocaron finalmente el fuego, en la remoción encontrar dos cuerpos calcinados. Corresponden a Florencia de 22 y su hermanito de tan solo 4 años.

Según confirmaron fuentes oficiales, la joven, estaba con un avanzado estado de  embarazo.

El Diario, dialogó con Silvina, una vecina de 35 años que con su hija Isabel de 15 y otros vecinos, ayudaron a rescatar a los heridos. “Estaba en mi casa, ya levantada y escuché los gritos desesperados de ayuda de un hombre y una mujer, corrimos con mi hija y ya estaba la casa envuelta en llamas, pero entramos y logramos sacar a la señora que estaba toda quemada, herida, sangrante y casi no respiraba”.

A su vez, la vecina relató que “el hombre, varios metros más adentro, se encontraba inconsciente, todo con hollín y quemado en parte de su cuerpo”.

“El chico en su desesperación para salvar a sus hermanos, hasta subió al techo para tratar de romperlo, entrar y salvarlos, pero fue inútil, no se podía hacer nada de nada”, dijo Silvina.

Horas después pudo saberse que los heridos se encontraban fuera de peligro.

 

Las causas

Cree que fue por una estufa

Silvina, una de las vecinas que ingresó a la casa incendiada para ayudar a las víctimas del fuego, relató ayer que “la chica de 16 se había acordado que había una estufa prendida”.

“Pero después otra vecina que vive al lado dijo que a la mamá ella la veía agarrada de las rejas, puede ser que (el inicio del fuego) haya sido en la cocina y se fue para arriba. El piso de la parte de arriba es todo de madera. Con  madera, alfombra más todos los colchones era imposible”, interpretó.

A la vez, la vecina se quejó de la demora de los rescatistas.

“Llegaron tardísimo (los bomberos), para nosotras que estábamos ahí fue una eternidad”.

Comentarios