Asalta un kiosco frente a la comisaría; esta vez lo detienen

Un delincuente armado robó el local ubicado a metros de la seccional 2ª. Fue el quinto atraco que sufre. Esta vez, la policía lo persiguió y pudo aprehender al ladrón, de 24 años.
 
miércoles, 6 de marzo de 2013 · 00:00

Un delincuente fue detenido luego de asaltar a un kiosco ubicado sobre la Avenida de Mayo, casi esquina Dorrego de Presidente Derqui; más precisamente a escasos metros de la Comisaría 2ª.

Según allegados al comercio fue el quinto suceso similar en apenas cuatro años, ya que otros dos robos a punta de pistola y un hurto, luego de violentar la persiana y puerta, fueron perpetrados contra otro kiosco -del mismo propietario- que también está sobre la cuadra siguiente de la misma arteria principal derquina.

De acuerdo a voceros oficiales, el caso tuvo lugar poco antes del mediodía del pasado sábado cuando el delincuente ingresó al local denominado “Perika” y, con un revólver, amenazó de muerte al empleado para exigirle la entrega del dinero recaudado y algunos artículos como cigarrillos, golosinas o encendedores.

El trabajador cedió al pedido entregándole 1.200 pesos, y varias cosas más. Todo fue colocado por el ladrón en una bolsa de consorcio, y luego se retiró caminando para no llamar la atención. Pero nunca imaginó dos cosas: que su víctima saliera pidiendo auxilio y que en ese mismo momento estuviera cruzando el paso a nivel de acceso la ciudad  un patrullero con dos efectivos.

Los gritos del asaltado y la repentina carrera del ladrón bastaron para que los uniformados le dieran la voz de alto. Pero, lejos de acatarla, el sujeto se internó por las vías del ferrocarril San Martín y corrió en dirección al barrio El Bajo. Los policías hicieron lo mismo y así se inició una persecución que se prolongó hasta unos 250 metros, más precisamente sobre el tramo de calle Dorrego en El Bajo. Sin embargo, a esa distancia el fugitivo trastabilló por las piedras de los durmientes y cayó pesadamente. Así fue reducido y requisado por los efectivos. Tenía en su poder la bolsa que había escondido entre sus prendas, todo el dinero y un revólver calibre 22 corto con cinco cartuchos, justamente el usado para cometer el delito. El puesto a disposición de la Justicia tiene 24 años y domicilio en Pichincha al 3500 de la localidad de San Miguel. Si bien cuenta con esa dirección se sabe que venía muy seguido a Derqui porque tiene familiares en el barrio Toro.

 

 

El dato
El mismo individuo detenido ahora, ya había estado preso el año pasado en la misma seccional derquina. 

Comentarios