Mató a un vecino en un asalto y lo detienen 13 años después

Robó en un almacén sin saber que el dueño vivía cerca de su casa. Como lo reconoció le pegó un tiro en el pecho. Con identidad falsa se ocultó en Córdoba. Volvió hace unos días y lo capturaron.
viernes, 1 de marzo de 2013 · 00:00

Un homicida que logró burlar a la policía durante 13 años finalmente fue aprehendido días atrás. El individuo fue identificado por los efectivos como Vincent Alberto Flores, de 33 años y domicilio en el barrio Monterrey de Presidente Derqui.

De acuerdo a voceros oficiales, está imputado por haber asesinado de un balazo a un vecino suyo el 16 de febrero de 2000. En aquella época Flores vivía en una casa del barrio Monterrey y decidió cometer un asalto a mano armada en el barrio Toro.

Así, supuso, no sería reconocido habida cuenta que ambas zonas están muy densamente pobladas y lejanas entre sí. A resultas, llegó hasta una despensa ubicada sobre la esquina de Filipinas y Río Deseado para amenazar de muerte al dueño con un revólver y exigirle la entrega de todo el dinero de la caja.

Pero resultó que el victimario y la víctima se conocían: eran vecinos de escasas cuadras en Monterrey. Eso nada le importó a Flores porque no dudó en pegarle un balazo en el pecho con el fin de evitar ser denunciado posteriormente.

Logró su cometido porque Julio César Sandoval Barrio cayó en medio de una profusa hemorragia provocada por el disparo y en escasos minutos perdió la vida. Sin embargo, Flores ignoraba que en la parte trasera del comercio, entre los cajones de mercaderías, se había escondido el cuñado de Sandoval Barrio. El hombre fue el único testigo del homicidio a sangre fría, y supo hacer silencio para evitar transformarse en la segunda víctima. Muy poco después del hecho se radicó la denuncia en la Comisaría 2ª de Derqui y si bien la policía intentó dar con el acusado éste ya había logrado darse a la fuga con un bolso, sus documentos y algo de dinero que le habría servido para viajar esa misma noche hacia Córdoba.

Por largos 13 años se mantuvo prófugo allá. Hasta que, suponiendo que la causa había prescripto, retornó a Derqui en diciembre de 2012 con la idea de pasar las fiestas con sus familiares y, presuntamente, luego volverse a la provincia mediterránea.

En tanto, vale destacar que el homicida se había hecho de un DNI falso a nombre de José Alberto Ceballos, y que eso lo ayudó mucho para no ser identificado en su prolongada fuga de la policía bonaerense. Pero pese a esa ventaja, no pensó que podría ser reconocido por algún familiar de Barrio Sandoval.

Y eso ocurrió, porque en el mediodía del sábado último lo vio el cuñado de la víctima, justamente quien se escondiera y fuera testigo directo del terrible suceso. El hombre inmediatamente alertó a la policía y el personal de calle de la comisaría derquina armó una redada que luego de una hora de intensa búsqueda dio buen resultado porque fue detenido en la esquina de Avenida de Mayo y Toro, pleno centro de la ciudad. Con su documento intentó demostrar que todo era un error, pero una vez en la seccional se constató que era apócrifo.

Flores fue puesto a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 2 de Pilar en la causa caratulada como “aprehensión por homicidio criminis causa”.

Comentarios