Un testigo clave asegura que no paró

sábado, 23 de febrero de 2013 · 00:00

El segundo en prestar declaraciones ante la fiscal fue Leonardo Eidelman, un expolicía que el domingo fue a buscar a su hija a un boliche de Pilar y minutos después de las 6 circulaba por el kilómetro 52 de la autopista Panamericana cuando le llamó la atención una polvareda sobre la banquina.

Según las fuentes, Eidelman vio a unos 300 metros de distancia que un Peugeot 504 reingresaba al carril lento de la derecha de la autopista y, al pasar por el lugar de la polvareda, vio una bicicleta tirada, lo que le llamó más la atención y decidió acercarse al vehículo.

“Me acerqué por atrás y noté que había un especie de borceguí o zapato como apoyado en el hombro del conductor”, dijo el policía retirado, según relató a Télam una fuente judicial que presenció la testimonial.

El testigo contó que tomó la patente y llamó al 911 para alertar esa situación, ya que él creía que podría tratarse de un delincuente armado, y que cuando quiso seguirlo de cerca, el conductor se alejó a 130 kilómetros por hora.

Añadió que, como él estaba con su hija, desistió en continuar la persecución y bajó de la autopista en la avenida Olivos, donde paró al ver un patrullero, volvió a contar lo que vio y entregó sus datos.

Comentarios