Roban en un jardín y colocan vidrio molido adentro del pan

Los delincuentes provocaron destrozos en el Jardín 929 de La Pilarica. Pusieron vidrio en los alimentos que eran para los chicos. Los vecinos dicen que la policía sabe quiénes son, pero no actúa.
viernes, 15 de noviembre de 2013 · 00:00

El último sábado, delincuentes ingresaron al Jardín de Infantes Nº 929 del barrio La Pilarica de Pilar, donde robaron y provocaron destrozos. Los ladrones se llevaron un reproductor de DVD, un televisor y un equipo de música, pero además rompieron todos los trabajos de los chicos, pisotearon y desparramaron la comida y hasta colocaron vidrio molido en el pan.

El edificio está ubicado sobre la calle Posadas al 1450, en la intersección con Conrado Nalé Roxlo. Pese a las rejas y el paredón que lo protegen, los delincuentes ingresaron con total tranquilidad e impunidad.

Según vecinos fue en horario diurno y apuntan a jóvenes de la zona, incluso algunos se animaron a decir que la policía sabe quiénes son pero que “no toma cartas en el asunto”.

Los delincuentes, no contentos con el botín que se llevaron y el daño material que provocaron con el fuego, llegaron hasta las heladeras, donde además de la leche y los alimentos que se les da allí a los chiquitos, había unos ganchos de chorizos que habían sido donados para una “choriceada”, junto a sus padres.

 

Maldad

Pero los delincuentes lejos de mostrar necesidad por llevarse algunos de estos productos, decidieron desparramarlos y dejarlos fuera de las heladeras para que el lunes al ingresar los docentes y auxiliares, los encontraran ya en mal estado.

Pero lo más preocupante para los padres fue que los ladrones mostraron odio hacia los más chiquitos, ya que rompieron vidrios de las ventanas, lo molieron y lo metieron dentro del pan y otros alimentos.

Los propios vecinos aseguraron que ya por ocasiones similares anteriores, entregaron cartas en el Municipio dirigidas al intendente Humberto Zúccaro.

 

“Es de nunca acabar” 

Consultado por El Diario el tesorero del Consejo Escolar, Darío Pascual, aseguró: “estamos desbordados y tratamos de hacer pie en todos los casos”. El funcionario remarcó que los robos y destrozos son frecuentes, a lo que le sumó los desagotes de pozos, el mantenimiento, cortes de pasto, vidrios rotos.

“La verdad, es de nunca acabar, estamos cansados de comprar hierros para las rejas y vidrios, es inentendible tanta maldad con las escuelas”, disparó Pascual.

Muy indignado, el funcionario lanzó críticas a toda la clase política y aseguró: “mientras hablan de las camaritas y de derribar aviones nadie ve lo que está pasando, nadie ve la realidad y nosotros tenemos que hacernos responsables de las escuelas, de la seguridad y otras cosas”, enfatizó.

Comentarios