Camión enganchó cables de luz y provocó dos accidentes

Un auto quiso esquivarlo y chocó contra una columna. También un motociclista intentó lo mismo, cayó y tuvo que ser internado.
sábado, 1 de septiembre de 2012 · 00:00

Un camión enganchó cables de electricidad y derribó varios postes, lo que provocó que un auto chocara contra una columna y que un motociclista perdiera la estabilidad, cayera al asfalto y resultara herido, teniendo que ser derivado al Hospital de Pilar. A su vez, como consecuencia del incidente, el tránsito estuvo demorado por varios minutos en la zona, lo que provocó trastornos para los automovilistas.

Según informaron fuentes policiales, el hecho se produjo pasadas las 6 de la mañana de ayer en la intersección de la ruta 26 y la calle Las Rosas, a la altura del barrio Los Cachorros de la localidad de Del Viso.

Un camión -que habría sido observado pero no identificado y que luego se dio a la fuga- que iría con una carga excesiva en su altura, al pasar por el lugar arrastró la totalidad del cableado eléctrico de 220 volts, que cruza dicha ruta, derribando al mismo tiempo varios postes de madera pertenecientes a la empresa que otorga ese servicio de suministro eléctrico.

En forma simultánea, un automóvil Fiat 147 de color blanco que se dirigía con dirección a Maquinista Savio, conducido por un hombre de 35 años, en el intento de evitar que cables y postes lo alcanzaran, realizó una peligrosa maniobra, que provocó que el auto se desviara de su rumbo e impactara contra una columna de alumbrado público. Por fortuna su conductor resultó ileso.

Por el otro carril, hacia Panamericana, se desplazaba una moto Gilera 125 conducida por un joven de 25 años, que le ocurrió algo semejante. En plena caída de los postes que arrastró el camión, también en una brusca maniobra evitando que los cables cayeran sobre él, perdió el control de la moto y cayó violentamente sobre el asfalto, resultando con diversos politraumatismos por lo que fue trasladado al Hospital de Pilar, donde se encuentra fuera de peligro.

El tránsito no se interrumpió por el lugar pero sí sufrió importantes demoras ya que la zona fue vallada y circunscripta por el peligro de los cables con corriente eléctrica, hasta que arribaron varias cuadrillas de la empresa Edenor que llegó para subsanar y reparar los daños ocasionados por la caída de los cables preensamblados.

Mientras tanto, hasta que el inconveniente estuvo subsanado (cerca de las 11 de la mañana) el gran flujo vehicular para ambas direcciones se realizaba por ambas banquinas de tierra y a paso de hombre por lo que en algunos momentos la fila de vehículos, llegó a tener más de 500 metros. 

Comentarios