Encuentran a un hombre asesinado de cinco disparos

Su cuerpo fue hallado en un descampado al costado de la ruta 234. Era de José C. Paz e investigan si se trató de un ajuste de cuentas.
 
martes, 28 de agosto de 2012 · 00:00

El descampado inmediato al encuentro de la ruta 234 y las vías del ex ferrocarril Urquiza, de Presidente Derqui, pareciera ser un lugar ideal para el hampa. Es que el viernes la policía primero encontró restos óseos humanos (ver aparte) y finalmente, el domingo, el cuerpo sin vida de un hombre.

En cuanto a este último se sabe que la causa de su deceso fue por haber recibido varios disparos de arma de fuego; por consiguiente en la investigación no se descarta que se haya tratado de un ajuste de cuentas.

Según voceros oficiales, una mujer alertó al 911 sobre un hombre que estaba muerto en la calle y en medio de un charco de sangre. Efectivamente, la víctima fue hallada poco antes de las 10.30 de la mañana del pasado domingo sobre una arteria del barrio El Triángulo casi inmediata al tramo de la ruta provincial 234 que une a la ciudad de Derqui con el distrito de José C. Paz.

Si bien en la mañana de ayer el personal de la Comisaría 2ª y el de la Subdelegación de Investigaciones de Pilar trabajaba para dilucidar el homicidio, no eran muchas las pistas para poder responder a los varios interrogantes que lo rodean.

Por lo pronto los efectivos pudieron constatar que el hombre falleció a causa de al menos cinco balazos de un revólver de grueso calibre. Tres los recibió en la espalda y otros dos en el pecho y estómago, respectivamente. Con el correr de las horas también se pudo averiguar su origen y domicilio ya que los investigadores hicieron contacto con una mujer que lo reconoció en calidad de familiar.

La misma acreditó que la víctima vivía en el barrio Frino, jurisdicción de José C. Paz, que era de nacionalidad paraguaya y que contaba con unos 35 años. Luego acotó que en la noche del sábado había salido para encontrarse con sus habituales amigos con la intención de ir luego a divertirse.

Hasta ayer su identidad era reservada, en función de la investigación, y los peritos de la Policía Científica determinaron que nunca usó para defenderse o atacar ningún arma blanca o de fuego. En consecuencia, todo se orienta hacia una posible venganza orquestada mediante el engaño de algún conocido.

Pero hay otro factor que comenzó a pesar: presuntamente fue asesinado en José C. Paz u otro distrito, cargado en algún vehículo y finalmente arrojado en Presidente Derqui. Eso se deduce del momento que los varios vecinos que hablaron con la policía coincidieron en que no era conocido del barrio y que, además, no se oyeron disparos de armas de fuego durante la noche o madrugada del domingo.

En tanto, en ninguna seccional derquina tampoco se recibió una denuncia sobre la desaparición de alguna persona con sus características físicas. Interviene en el hecho la Unidad Funcional de Instrucción Nº 3 de Pilar. 

Comentarios