Boqueteros asaltaron la oficina de Gas Ban en el centro de Pilar

Los empleados lo descubrieron cuando fueron a abrir el local. Según fuentes policiales, los delincuentes sólo se llevaron 500 pesos. Ingresaron por un hueco de 50 centímetros en la pared.
jueves, 16 de agosto de 2012 · 00:00

En la mañana de ayer los empleados de la empresa Gas Ban encargados de abrir la oficina de cobro céntrica se encontraron con faltante de dinero y un boquete en la pared. El local ubicado sobre la calle Independencia al 530, había sido violentado por delincuentes.

Los ladrones primero entraron a la galería del estacionamiento del supermercado La Eco, luego se metieron en el local contiguo a Gas Ban, que se encuentra vacío y desde ahí trabajaron con tranquilidad para realizar el boquete de 50 centímetros, por el cual ingresaron.

En 2010, el mismo local había sufrido un robo con la rotura de la cerradura de la puerta de blindex e incluso la empresa amenazó con mudar la oficina al Kilómetro 50.

La sorpresa de los empleados fue al llegar al local y ver que las cosas no estaban como las habían dejado y descubrieron el hueco en la pared.

Según señalaron a El Diario fuentes policiales, los delincuentes se llevaron 500 pesos de la recaudación y no se hicieron de electrodomésticos y otros objetos que había en el local como ocurrió la primera vez que fue violentado y asaltado.

 

Antecedente

El local de Gas Ban, debió ser refaccionado en septiembre de 2010, cuando los delincuentes que ingresaron lo destrozaron y se llevaron todos los objetos de valor que había en la oficina.

Al igual que ayer, el hecho ocurrió por la noche y los empleados se dieron cuenta al día siguiente, cuando se encontraron con que la puerta de blindex del frente del local estaba abierta.

Al ingresar, se toparon con el comercio vacío, ya que faltaban los seis calefactores que estaban en exhibición, un termotanque y una cocina.

Pero eso fue sólo el principio, cuando ingresaron a la oficina de cobro, vieron que la puerta estaba rota y en su interior, faltaba la computadora con el sistema de cobro, el lector de códigos de barra y hasta el micrófono por el cual el cobrador se comunica con los clientes detrás del vidrió de blindex.

 

Además se llevaron la caja con el cambio y arrancaron de la pared, una caja fuerte que contenía la recaudación diaria. 

Al mismo tiempo, recogieron todos los artículos de oficina como abrochadora, agujereadora, lapiceras e incluso se llevaron hasta los clips.

La reparación de las roturas y la reposición del equipamiento, le llevó a la empresa varios días, por lo que recién 10 días después volvieron a trabajar.

Ayer, la policía remarcó que los delincuentes que hicieron el boquete, sólo se llevaron 500 pesos de la caja registradora.

 

 

Comentarios