Encapuchados maniatan a una familia y le desvalijan la casa

Ingresaron mientras dormían y sorprendieron a un matrimonio, su hija adolescente y un anciano. Se llevaron dinero en efectivo, objetos de valor y el auto, que apareció en José C. Paz.
martes, 14 de agosto de 2012 · 00:00

Un asalto a mano armada se produjo en una vivienda del barrio Bonanza de Pilar, cuando cuatro delincuentes sorprendieron a una familia y tras atarla y encerrarla en una habitación, se llevaron dinero en efectivo, algunas joyas, electrodomésticos y prendas de vestir, que cargaron en el propio auto de las víctimas para luego darse a la fuga. El auto apareció horas después en una localidad vecina. En tanto, al cierre de la presente edición, la policía buscaba intensamente a los delincuentes.

Fuentes policiales aseguraron a El Diario que si bien el hecho trascendió en las últimas horas del domingo, ocurrió el viernes último cerca de las 3 de la mañana en una vivienda ubicada en Las Glicinas al 1300, en Bonanza, barrio abierto ubicado a la altura del kilómetro 52 de la ruta 8.

“Fue una verdadera pesadilla, algo que sólo se ve en las películas”, contó Adrián Rubinstein, el jefe de familia que junto a su esposa, Gladys Barrientos (ambos de 53 años), se vieron sorprendidos por cuatro sujetos que los apuntaban con armas y alumbraban sus caras con linternas.

Tras amenazarlos de muerte, los maniataron de pies y manos para dejarlos inmovilizados en una habitación. Luego, el grupo de asaltantes llegó a otras habitaciones de la casa donde sorprendieron a la hija del matrimonio, de 14 años, y al abuelo de ésta de 87, a quienes también maniataron, con cables de computadoras, y los encerraron.

Luego, los asaltantes se tomaron todo el tiempo para revolver todo en busca de elementos de valor. Es así que se alzaron con 8.000 pesos en efectivo, 2.200 dólares, varias joyas de valor, dos relojes de primera marca, un LCD, dos televisores de 32 pulgadas y prendas de vestir.

Una vez que tenían todo en su poder volvieron a dejarle algo en claro a sus víctimas: “Quédense tranquilos que en 10 minutos nos vamos. Si se portan bien, no les va a pasar nada, pero si se resisten, los matamos a todos”.

Los delincuentes cargaron la mayoría de los elementos robados en el auto de la familia, un Renault Megane de color blanco modelo 1998 (patente BWV 041), y aparentemente en otro vehículo en el que llegaron al lugar y que habrían dejado estacionado en las inmediaciones. Luego se dieron a la fuga dejando a sus víctimas atadas y encerradas.

El Renault aparecería horas después en inmediaciones del barrio Frino de José C. Paz, pero sin rastros de los elementos robados.

“Los ladrones estaban todos armados, usaban guantes y tenían las caras cubiertas con pasamontañas y jamás podría identificarlos. Fue una verdadera pesadilla, algo que sólo se ve en las películas y que jamás se imagina que le puede pasar a uno”, apuntó Rubinstein.

El hombre trabaja ofreciendo servicios para una empresa de salud prepaga, mientras que su pareja organiza eventos.  “Estos individuos por ahí creyeron que somos empresarios o algo similar, pero no es así”, expresaron los Rubinstein.

“Sólo les pedí que no le hagan nada a mi hija. Revolvieron la casa y se llevaron todo lo que creían de valor”, contó el jefe de la familia.

La policía, con apoyo de la Subdelegación de Investigaciones de Pilar (DDI), trabajan intensamente para obtener los resultados de las pericias y relevamientos de los peritos científicos y de esa forma profundizar la investigación que permita esclarecer el violento asalto y detener a los peligrosos delincuentes.

Comentarios