Salvó a su mujer de las llamas pero él no logró sobrevivir

La víctima alcanzó a rescatar a su esposa del incendio de su vivienda. Quiso hacer lo mismo con su cuñado, pero falleció calcinado junto con éste. Habría sido por una salamandra.
sábado, 11 de agosto de 2012 · 00:00

Dos hombres perdieron la vida cuando quedaron  atrapados entre las llamas a raíz del incendio de la vivienda que habitaban. El siniestro se desató en la madrugada de ayer en el barrio conocido como “Pádel Urquiza”, situado sobre la ruta 25 camino a Moreno.

Una de las víctimas falleció luego de que lograra salvar a su mujer de las llamas. Cuando intentó lo mismo con su cuñado, que se encontraba en el interior de la vivienda, terminó perdiendo la vida junto con éste.

Los Bomberos Voluntarios del cuartel central de Pilar, si bien una vez alertados llegaron al lugar del hecho, no lograron acercarse debido al deterioro de las calles y al barro que había en la zona.

La vivienda incendiada estaba ubicada en Vélez Sarsfield y el arroyo Burgueño. Los cinco móviles de los rescatistas locales no pudieron acceder al lugar del siniestro y de alguna manera intentar al menos combatir las llamas.

Dos de las autobombas pudieron acercarse hasta unos cien metros en los alrededores pero no más, ya que se quedaron empantanadas en el barro.

Eran cerca de las 3 de la mañana cuando vecinos se sobresaltaron a consecuencia del incendio que se había desatado en una precaria casilla de madera y chapas de zinc, en donde vivían Javier Soto Rubio, de 60 años; José Antonio Marmarillo Cabrejos, de 70; y la esposa del primero, una mujer de 71 años, todos de nacionalidad peruana.

Según manifestó a El Diario el hijo del matrimonio, “todos estaban durmiendo y aparentemente mi papá -por Cabrejos- alcanzó a despertarse ya con la humareda y el fuego consumiendo todo a su alrededor”.

A su vez continuó señalando: “mi padre alcanzó a rescatar del interior a mi madre, la dejó a afuera, y sin meditar siquiera el peligro que corría volvió a entrar en el fuego a buscar a mi tío -Soto Rubio, hermano de la madre-, pero lamentablemente no pudo lograrlo y perdió la vida intentando salvar a su cuñado”.

El mismo familiar de uno de los fallecidos explicó que el origen del incendio fue una salamandra. “Mi tío habría colocado una madera más grande de la que entraba en el interior y al consumirse parte de esa leña, la que sobresalía hacia fuera se habría caído sobre algún elemento y se prendió fuego, tomando toda la casa mientras la familia dormían.”

Ya en la mañana, con poco de luz del día, los cuerpos de las dos infortunadas víctimas fueron retirados por personal de la Policía Científica.

Comentarios