Naivirt renueva la ilusión delvisense

Participará por 3ª vez consecutiva en la carrera más famosa del planeta. “Vamos con un proyecto más sólido, deberíamos andar mejor”, le aseguró a El Diario.
 
viernes, 10 de agosto de 2012 · 00:00

Faltan poco menos de 150 días para que comience la edición 2013 del Rally Dakar y, en Del Viso, Roberto Naivirt ya ultima detalles para lo que será su tercera participación consecutiva en la carrera de rally-raid más importante del planeta.

El delvisense volverá a utilizar la Toyota Hilux con la que alcanzó la 11ª etapa en la edición de este año pero realizó cambios importantes en la estructura y aseguró que encara la competencia con un proyecto más ambicioso.

“Ya desde la preparación estamos mucho mejor. Este año contamos con un proyecto más grande, más sólido. Estamos con otro equipo armando una camioneta más prototipo”, comentó Naivirt.

Para esta oportunidad, el representante local volverá a contar con el amparo del equipo Jaton Racing que lo cobijó en su debut de 2011, pero continuará con Hugo Tobarez como mecánico, por lo que también repetirá la fórmula que utilizó este año y que le agregó confiabilidad al rendimiento de la Toyota. “Jaton es el mismo equipo de 2011, pero se dividió y quedó una parte en España y otra acá en la Argentina. Llegamos a un acuerdo y voy con la estructura de acá, pero dentro del equipo llevamos nuestro mecánico, Hugo, que nos acompañó este año”, detalló Roberto, en diálogo con El Diario.

La camioneta ya fue sometida a los trabajos de ploteo y, estéticamente, lucirá igual que este año, por lo que resultará familiar durante el seguimiento de la competencia. No obstante, habrá una diferencia sustancial en los fierros que ilusiona al equipo de Del Viso. “Se hizo toda una reforma con respecto a la que usamos este año. Se recortó el chasis y se acortó 20 centímetros entre ejes. Ahora lleva 8 amortiguadores en total y se está preparando un motor mejor”, detalló Naivirt. “No es un vehículo para ir a ganar porque los presupuestos que manejan los equipos de punta son totalmente distintos”, aclaró, pero sostuvo que es una camioneta mejor preparada. “Es más prototipo”, insistió. Incluso adelantó que estaría en condiciones de buscar su récord personal y completar la carrera, hazaña que hasta ahora le fue esquiva. “Teóricamente, deberíamos andar mejor y hacer una carrera más holgada”, se esperanzó y afirmó: “el gran objetivo siempre es llegar pero ahora queremos dar un poco más de pelea”.

“Si todo marcha bien, calculamos que la camioneta va a estar lista para mediados de septiembre y con eso vamos a tener tiempo para hacer algunas pruebas”, añadió Roberto.

A su vez, en esta edición Naivirt disputará una carrera particular dentro del Dakar mismo, ya que participará por la Copa Challenger que pondrá en juego el equipo Jaton entre todas las camionetas que conforman la estructura. “Dentro del mismo Dakar vamos a correr una Copa Challenge entre todas las Toyota que vamos con el equipo Jaton. Somos unas 10 y tienen todas la misma preparación. Así que es un incentivo más para tratar de mejorar y pelear un poco más adelante”, comentó el panadero.

 

 

Para interiorizarse

El próximo miércoles, Roberto Naivirt brindará un seminario sobre el Rally Dakar y el fenómeno en que se convirtió la llegada de esta tradicional competencia al continente americano. “El objetivo de la charla es contar cómo nos preparamos en todos los aspectos, además de destacar cómo influyó el Dakar en el turismo de las ciudades del interior”, adelantó el delvisense. La cita será el miércoles 19 de este mes, a las 19 en Espacio Pilar.

 

 

Matías Rossi, sin desafío 

Si el clima lo permite, hoy el Súper TC2000 intentará establecer un récord de velocidad en el autódromo más veloz de la Argentina, cuando se ponga en marcha un peculiar desafío para establecer la plusmarca nacional en el óvalo de Rafaela. La actividad comenzará a las 15, como parte de la 7ª fecha del campeonato 2012 y, lamentablemente, Matías Rossi (Toyota) no podrá participar del evento, aunque se perfilaba como uno de los candidatos. Es que la categoría determinó que sólo un auto por equipo podrá participar de la prueba y el delvisense deberá cederle la posibilidad a su compañero, Werner, que tendrá prioridad por su posición en el torneo.

La iniciativa busca aprovechar el potencial que otorgan los poderosos motores que se implementan desde este año y superar los 300 kilómetros por hora de velocidad final, para marcar un hito en la historia del automovilismo nacional. “Me gustaría instalar mi nombre en el récord. Eso está al margen de la carrera, es un gran desafío proponerse ser el piloto más veloz de la historia”, comentó Rossi, que no podrá disputar el desafío. “Rafaela es un trazado que me gusta mucho y donde he obtenido buenos resultados. Me gustaría poder ganar con el Súper TC2000 en la vuelta a este circuito”, sostuvo el tricampeón de TC2000, sobre la carrera que será el domingo pero con dos chicanas. Disputadas 6 fechas, Matías está 3º en el campeonato y una buena actuación le permitiría recuperar terreno en el torneo, ya que está a 19 puntos del líder Werner.

Comentarios