Sal Lari: “Se puede pensar distinto dentro de la ley”

Estuvo un año y medio suspendido y el lunes fue absuelto. Lo acusaban de liberar a presos y violadores. Seguirá manejándose de la misma manera.
miércoles, 1 de agosto de 2012 · 00:00

El juez de Garantías 3 de San Isidro, Rafael Sal Lari, quien el lunes fue restituido en su cargo tras un año y medio de suspensión, sostuvo que con la absolución resuelta a su favor “salió beneficiada la independencia” del Poder Judicial y afirmó que “se puede pensar distinto dentro de la ley”.

El siguiente es el reportaje concedido a Télam a horas de su reposición en el cargo, el cual reasumió ayer.

 

-¿Cómo recibió la decisión del jurado de absolverlo?

- Era una decisión un poco anticipada, me transmitió cierta tranquilidad después de tanto tiempo de haber peleado. Hubo idas y vueltas, pero el 5 de julio la comisión bicameral desistió, y dijo que la suspensión y este juicio se podían haber evitado. Este es un idioma que es un poco extraño para los que nos dedicamos a las leyes y a las normas, porque es más político que jurídico, pero el producto final es que terminó bien. Lo bueno es que no sentía que era algo en contra mío, acá se jugaba un modelo, en un punto salió beneficiada la independencia. Se puede pensar distinto dentro de la ley y se puede seguir trabajando de esta forma.

 

-Las Madres del Dolor criticaron la decisión del jury y  dijeron que usted es sinónimo de impunidad y de liberar a presos y violadores.

- Lo de las Madres del Dolor y lo del intendente (de San

Isidro) Gustavo Posse es muy poco democrático e institucional. El año pasado, cuando me suspendieron el 11 de abril, estaban festejando y decían que el tribunal había puesto lo que había que poner, pero uno no puede decir que es institucional cuando las cosas le salen a favor y cuando te salen en contra decir que son todos corruptos y arbitrarios. Ellos dicen que tengo que dar explicaciones, que tengo que limpiar mi nombre, pero hay veintidós cuerpos en la causa donde yo di todas las explicaciones y  cualquiera puede ir y leerlas. Vivian Perrone insiste con cosas que sabe que son mentira.

 

-¿Cree que todo su caso fue un armado político de Posse?

- Es exclusivamente un armado por parte de Posse, pero me sorprendió porque si hubiera querido que yo diera explicaciones, se hubiera sentado y hubiera acusado. Pero no, estaba afuera arengando a las madres. Lo que le pasó a la familia Regis es lamentable, los jueces no somos extraños a estas cosas, no nos pasan gratuitamente, pero de ahí a que seamos responsables es otra cosa.

 

-¿Cómo vivió este último año y medio con la suspensión a cuestas?

- Fue complicado porque tenía las mismas incompatibilidades que como juez, por lo que aproveché para estudiar, pero hubo más organizaciones que me apoyaron que detractoras. Estuvieron conmigo la Asociación Judicial Bonaerense, la Red de Jueces Penales, el Colegio de Magistrados, el (Centro de Estudios Legales y Sociales) CELS, la Comisión por la Memoria y especialmente mi abogado, Gustavo Trovato, mis amigos y mi familia, que me sostuvieron.

 

-Después de revisar todas las acusaciones en su contra, ¿se arrepiente de alguna de ellas? ¿Pensó que se pudo haber equivocado?

- El 11 de abril del año pasado, de los once cargos en mi contra, el jurado desestimó diez. No puedo decir que no me equivoco, pero cuando lo haga, funcionan los mecanismos de corrección que tiene un proceso. Por ejemplo, viene la Cámara (de Apelaciones y Garantía) y dice ‘usted se equivocó’. Ahora, si creen que de ahora en más resolveré distinto, les digo que estoy obligado como juez a aplicar las leyes y la Constitución. El día que no haga eso, no puedo seguir siendo juez.

 

Sentido común

-Una de las críticas de familiares de las víctimas es que sus decisiones son ajustadas a derecho pero no tiene sentido común. ¿Qué les responde?

- Es complejo, pero el sentido común es común a cada forma de pensar, hay sentido común como grupo de ideas. A nivel de ideologías, el socialismo tiene un sentido común, el comunismo otro. Pero acá hay una Constitución y leyes que aplicar, el sentido común no se aplica. Nadie puede pedirme que resuelva por sentido común.

 

Comentarios