Piden más vigilancia en el centro de Presidente Derqui

Un comerciante fue asaltado a poco de abrir su local en el centro. Tras el cambio de comisario en la localidad, reclama ahora que se mejore el patrullaje en la zona.
miércoles, 4 de julio de 2012 · 00:00

“Esto me pasó muy pocos días antes de que cambien al comisario de Derqui, y por eso recién ahora me animo a contarlo”, dijo el operador de seguros del automotor Rafael Iannotta con la esperanza de que el nuevo titular de la Comisaría 2ª de aquella localidad implemente un mayor sistema preventivo en el centro de la ciudad.

Es que por más que su oficina está ubicada a escasas cuadras de la seccional policial, precisamente en Moreno 652, fue asaltado por cuatro delincuentes con pistolas de grueso calibre.

Según el conocido vecino derquino, dos tenían unos 30 años, sus dos cómplices cerca de 50, y todos con cabello corto y bien vestidos. “Actuaron con mucho profesionalismo, nunca nos maltrataron e inclusive a mí me aflojaron las ataduras cuando hice un pico de presión”, recuerda.

Todo comenzó pocos minutos después de abrir, cerca de las 9.15 de un viernes. Entonces la banda irrumpió en su oficina para amenazarlo de muerte, y también a un ocasional cliente, en caso de que no les diera “toda la plata encanutada”. Pero la realidad es que allí el asegurador no tenía ninguna suma importante, y sólo dejaron de intimidarlo cuando terminaron de revisar casi todo y entonces les dio poco más de 2 mil pesos.

Pero, no conformes con ello, el cliente pasó a ser la segunda víctima y le robaron aproximadamente otros 400, haciéndose de un botín de más de 2.500 pesos, más los relojes de pulsera y los celulares de ambos.

Luego los obligaron a ingresar al baño para maniatarlos y dejarlos encerrados, pero Iannotta se descompensó por la presión alta. Eso hizo que primero le aflojaron las ataduras y que después escaparan con rumbo incierto. Sólo un ocasional testigo llegó a ver que los cuatro ladrones subieron a un automóvil y se encaminaron como en dirección a la céntrica plaza Antonio Toro. “Yo me hice cargo del dinero que le robaron a mi cliente, es lo menos que pude hacer por ese hombre que también pagó el pato”, recordó el propietario de la agencia de seguros, al tiempo que aseguró que hará colocar rejas divisorias entre la puerta de entrada y la oficina donde él y sus empleados trabajan, y una cámara de seguridad que registre todo en caso de ser, nuevamente, presa fácil de otros delincuentes.

Comentarios