“La Fusión fue algo positivo”

Nicolás Tabarez, referente dentro y fuera de Derqui-Monterrey, destacó la labor en común más allá de los logros deportivos. “Estamos bien, trabajando en conjunto y eso se plasma en la cancha”, subrayó.
miércoles, 20 de junio de 2012 · 00:00

La fusión entre Presidente Derqui y Deportivo Monterrey consiguió el fin de semana su primer objetivo deportivo. Se aseguró el número 1 de la fase regular de la Asociación de Básquet Zárate-Campana y se perfila como principal candidato al título del Toreno Oficial 2012 de Primera División.

Una de las figuras clave para esta realidad es Nicolás Tabarez con su doble función. Es parte del plantel que dirige Javier Prodan y aporta desde su calidad y experiencia minutos valiosos de recambio.

Pero Nico también es parte de la dirigencia del Rojinegro que se puso detrás de esta Fusión. Y por ese lado, el alero está muy orgulloso de los pasos que están dando.

“Estamos muy contentos, más que nada, por la fusión, que fue algo positivo”, declaró Tabarez en el programa Los Infiltrados por FM Plaza 92.1.

“Después, también muy contentos por mantener el número 1, que es muy importante, contra equipos muy difíciles. El objetivo está cumplido, por ahora”, aclaró sobre la ambición de llegar al Provincial de Clubes.

-¿La Fusión tiene futuro?

- Hubo un par de cortocircuitos de entrada, pero fue por falta de comunicación, sólo eso. Estamos bien, trabajando en conjunto y eso se plasma en la cancha. Vamos viento en popa y demasiado contentos.

-¿Adentro de la cancha qué te gusta de este equipo?

- Es un lindo grupo y somos casi todos chicos del club. Al Chavo Díaz lo sumo como del club y lo tomamos como tal. El que viene afuera es sólo Rubén (Runke) y eso es un orgullo. Todos los chicos del club están tirando para el mismo lado tratando de jugar un Regional.

-¿Hay un sentimiento de pertenencia derquino?

- El Chavo se hace querer y es como un jugador de Derqui. El jugador derquino tiene una forma de jugar aguerrida, de ir al frente, se choca y sigue. Aunque no tengamos un excelente esquema, siempre va al frente y nunca deja de luchar.

-¿Igual, este año creció la calidad?

- Va de la mano de la calidad de jugadores que tenemos. Excelente nivel de Alejandro Irigoyen, mi hermano Patricio está jugando muy bien. Y se suma a chicos del club como Enuel (Casquero), Dani Castro, que se van uniendo a un básquet de nivel y categoría.

-¿Es un espejo también para los chicos?

- La idea es tratar de darle un empuje a lo deportivo. Que los chicos vean a dónde apuntar el día de mañana y trabajen para eso. El viernes en el club había 20 chicos mirando la Primera y es lo que más nos gusta.

-¿Además de la clasificación al Provincial, sueñan con el título?

- La verdad que uno siempre quiere más. De entrada la idea era clasificar al Provincial que es lo que todos queremos, pero uno nunca deja de soñar y el título sería la frutilla del postre. Sería lo más lindo que le podría pasar al club.

 

¿A la política? 

“Estoy trabajando en el club y me apasiona estar en la comisión. Lo adopté y me parece muy lindo. Uno nunca sabe cómo serán las vueltas de la vida. Todos saben quién es mi señora (Jazmín Zúccaro) y estoy dando una mano en la Agrupación Gladys Zúccaro. Es un proyecto en común y nunca se sabe. Mi pasión por el club y el básquet no va a cambiar. Hoy estoy tranquilo trabajando en esto”, confesó Nicolás Tabarez.

 

Cierra la fase regular

Esta noche, a las 20, Derqui-Monterrey visitará a Náutico Zárate en su última presentación en la fase regular del Oficial, donde ya se aseguró el 1. Atlético, en tanto, jugará mañana uno de sus pendientes contra Independiente de Zárate.

 

De hermano a hermano

“Es un orgullo jugar con él. Es muy humilde, con una calidad enorme y mucho para mejorar todavía”, contó Nicolás Tabarez sobre su hermano Patricio.

En cuanto a su situación particular, dijo que está “muy bien en el equipo y me toman como un juvenil en lugar de tomarme como el más grande. Estoy bárbaro, estoy disfrutando como hace rato no me pasaba. Voy a entrenar contento, disfruto de jugar. Después, uno quiere ganar y siempre hay roces, pero el equipo está bien. El grupo de personas tira para adelante”, sentenció.

 

Comentarios