Buscan probar que el joven quemado era maltratado por su novia

La familia aportará cartas que le mandaba la chica. “Me duele cuando me hacés enojar y me sacás de las casillas”, dice una. El muchacho había consultado especialistas en violencia doméstica. 
 
domingo, 20 de mayo de 2012 · 00:00

“Muchas veces me pongo en tu lugar y no me gustaría nada que lo que yo te hago a vos, vos me lo hagas a mí”. Esta frase, escrita en una hoja de papel es parte de la prueba documental que, en los próximos días, la familia de Matías Cuello presentará ante la Justicia. De esa manera, buscará demostrar que su pareja, Florencia Trías, mantenía sobre él una esfera de dominación y violencia, que terminó con la muerte del muchacho, quemado con agua hirviendo.

Matías Cuello de 24 años, murió el 7 de mayo pasado en la clínica Modelo de Vicente López después de 22 días de agonía. Florencia Trías de 19 años -su novia y madre de su beba de seis meses-, está detenida acusada de haberle tirado agua hirviendo de una pava eléctrica, tras una pelea. El hecho ocurrió en la madrugada del domingo 15 de abril, en una pequeña habitación que alquilaban en la calle Almonacid 75 de la localidad de Manuel Alberti.

El ataque de la mujer le produjo a su cónyuge quemaduras en todo el rostro, parte del tórax y en miembros superiores. En las últimas horas trascendieron a la prensa algunas de las cartas que Florencia le enviaba al joven Matías y que, con el objetivo de probar el maltrato que sufría el joven, el abogado de la familia Cuello, Julio  César Torrada,  sumaría a la causa en los primeros días de la semana.

“Nunca olvides que hay alguien que mataría por vos y que haría cualquier cosa para que vos estés feliz” y “me duele mucho cuando me hacés enojar y me sacás de las casillas. Negro, tratá de no hacerme enojar”, son algunas  de las frases que aparecen en las cartas escritas -en hojas de carpeta rayadas- de Florencia a Matías y que serán incorporadas con toda seguridad en el expediente judicial. “Nunca me digas que te cansaste de mí porque ese día me voy a morir (…) Ruego a Dios que no me dejes (…)”, agrega.

En otro párrafo, la acusada de homicidio escribió: “Muchas veces me pongo en tu lugar y no me gustaría nada que lo que yo te hago a vos, vos me lo hagas a mí”.

 

Violencia

Para el abogado de la familia Cuello estas cartas son un elemento más que demuestra el grado de extorsión y violencia que ejercía Florencia Trías sobre el joven Matías y que serán presentadas entre el lunes o martes próximos en la investigación penal.

Llegarán a manos de los investigadores junto a un certificado del mes de diciembre pasado que prueba que Matías asistió a una dependencia de la Municipalidad de José C. Paz buscando asesoramiento y contención en casos  de violencia familiar.

Justamente, en esa oportunidad le recomendaron realizar un tratamiento interdisciplinario, que lamentablemente el joven nunca hizo.

Según el abogado de la familia, “el vínculo entre ellos era de total sumisión, agresión y violencia física y psíquica de parte de ella hacía él. Matías aparecía con la frente marcada, un ojo lastimado y otro día con ambos”.

Por lo tanto, el titular de la Fiscalía Nº 2 de Pilar, Marcos Petersen Victorica, imputó a Florencia Trías por “Homicidio Simple” (delito que prevé una pena de entre 8 a 25 años de prisión), pero según el patrocinante de la familia Cuello, “se intentará probar el agravamiento por ensañamiento, alevosía y premeditación”, además del vínculo, lo que agravaría también la pena a la que sería condenada en caso de ser hallada culpable.

 

 

Sigue detenida en Pilar
Florencia Trías: ser madre tras las rejas

Florencia Trías, acusada por el asesinato de su pareja, continúa detenida y pasa sus días en un calabozo común de una dependencia pilarense, en uno de los dos pabellones que comparte con otras siete mujeres.

Trías, tiene autorización judicial para amamantar a su beba durante 15 minutos en dos turnos por día, de mañana y tarde. Lo hace en el mismo calabozo, cuando su madre le lleva a su pequeña hija para cumplir con esa circunstancia.

Además, recibe comida en el almuerzo y cena por parte de sus familiares y del servicio de catering que tienen todos los detenidos en las distintas comisarías de la Provincia de Buenos Aires.

Se pudo saber que Florencia, que se encuentra recluida en su pabellón en compañía de otras detenidas, cuenta con televisión y un equipo de música.

Comentarios