El padre del joven quemado afirma que la novia lo amenazaba

Asegura que la joven de 19 años que aún continúa prófuga llegó a escribirle en Facebook  "ojalá que te mueras". Dice que eran habituales los golpes por parte de ella hacia su hijo. 
lunes, 14 de mayo de 2012 · 00:00

 Luis Cuello, el padre del joven muerto por las quemaduras que le habría provocado su pareja de 19 años en Manuel Alberti, afirmó que la sospechosa, que continua prófuga, "lo amenazaba con no dejarle ver" a la hija de ambos y que llegó escribirle en las redes sociales "ojalá que te mueras".

En diálogo con Télam, el papá de Matías Cuello –de 24 años- contó que "ella (por la acusada Florencia Trías -19-) lo amenazaba con no dejarle ver a la nena. Por eso él no hacía nada en contra de ella. Nosotros, como padres, le aconsejábamos que trate de dejar a esa chica pero él soportaba todo por la nena.

Por otra parte, recordó que el maltrato físico hacia su hijo era reiterado, tanto que en una ocasión él fue a buscar a Matías a una clínica "porque estaba golpeado", con "los ojos morados" y luego lo llevó a vivir a su casa "dos o tres días".

En ese momento, "ella publicó por Facebook cosas así como `Ojalá que te mueras`. Después ella lo fue a buscar al trabajo diciéndole que no tenía para comer y entonces él volvió con ella".

A su vez, volvió a contrarrestar la versión oficial de que su hijo murió a causa de quemaduras con agua hirviendo.

"Sus pestañas, las cejas y la barba estaban como quemadas y tenía hollín en la nariz, en la boca y en el pelo, y esto lo dijo la enfermera que lo curó el primer día", precisó el hombre.

Respecto de dónde surgió la versión del agua hirviendo, Cuello señaló que fue "un perito de Bomberos de Pilar que dijo que no encontraron ningún rastro de pólvora, ningún rastro de nada".

"Vio que él (por su hijo) estaba todo mojado pero la versión que yo tengo es que él mismo se tiró agua para enfriarse", añadió el padre de la víctima.

Por último, el hombre oriundo de José C. Paz recordó que el día del hecho, su hijo y su pareja llegaron al hospital en la misma ambulancia, "ella con las manos quemadas y él con el cincuenta por ciento del cuerpo quemado".

"Por lo que tengo entendido, ella desaparece cuando se entera que él murió", concluyó Cuello padre. 

En tanto, una fuente judicial informó a Télam que hasta esta tarde Trías permanecía prófuga y era intensamente buscada por los investigadores, que confían en detenerla en las próximas horas.

La mujer habría desaparecido con la hija de ambos, de seis meses, cuya tenencia reclama la familia del padre.

La orden de captura fue pedida por el fiscal de Pilar Marcos Petersen Victorica y otorgada por el juez de Garantías Nicolás Ceballos.

El hecho se produjo el 15 de abril último, en la casa que Matías Cuello y Trías compartían en Almonacid y Oliden, de Manuel Alberti, partido de Pilar.

De acuerdo a las pruebas recolectadas hasta el momento por el fiscal, se produjo una discusión de pareja durante la cual la joven le habría arrojado agua hirviendo a la víctima.

Tras el incidente, el joven estuvo internado 22 días, primero en el Hospital Sanguinetti y luego en la Clínica Modelo de Vicente

López, pero debido a las graves infecciones provocadas por las quemaduras murió el 7 de mayo último. Familiares de Cuello declararon que la pareja tenía una relación conflictiva y que aparentemente ella lo golpeaba, porque el muchacho iba a trabajar con marcas que no sabía explicar.

A esto se le suma el comentario de una vecina de la pareja que aseguró que en la madrugada en la que se produjo el hecho escuchó al joven gritar “no me quemes”.  

 

Comentarios