Parecía una víctima de tránsito pero tenía seis tiros en el pecho

El cuerpo de un joven de 24 años apareció entre pastizales a la vera de la ruta 28. La hipótesis de la policía era que tras embestirlo quisieron ocultaron. Pero se comprobó que fue baleado.
martes, 3 de abril de 2012 · 00:00

 

Policía Científica trabajando sobre la ruta. Hasta ahí, era un accidente.

 

Un hombre de quien se creía había sido víctima de un accidente de tránsito finalmente se comprobó que falleció a raíz de al menos seis disparos de arma de fuego en el tórax.

El cadáver de la víctima fue encontrado el pasado jueves 29 a la vera de la ruta 28 entre unos pastizales. Hasta hace unas horas, la hipótesis de la policía era que había sido atropellado, arrastrado por varios metros y que luego, supuestamente para ocultar el cuerpo, lo escondieron entre unos altos pastizales al costado de la ruta.

Finalmente, la autopsia reveló que le habían efectuado seis disparos en el tórax. La víctima era de Villa Rosa. Según sus familiares, antes de su desaparición había salido para encontrarse con una persona.

La moto en la que se desplazaba aún no fue hallada por la policía. Sin embargo hay optimismo entre los investigadores en cuanto a la resolución de lo que ahora pasó a ser un homicidio.

Las fuentes policiales confirmaron que el hombre cuyo cuerpo fue encontrado al costado de la ruta provincial 28 recibió seis balazos en el pecho. En el mismo lugar donde fue encontrado el cuerpo, efectivos de la Policía Científica y autoridades policiales trabajaron sobre la hipótesis de un accidente el cual habría precipitado la muerte del joven de 24 años, identificado como Gabriel Martínez, con domicilio en el barrio Luchetti.

Hasta ese momento para los investigadores todo hacía suponer que se trataba de un accidente en donde un vehículo habría atropellado a la víctima, arrastrándolo por más de 100 metros y luego despedido hacia la banquina derecha. Pero luego alguien habría llevado el cuerpo a un costado de la ruta, entre los altos pastizales unos diez metros de la cinta asfáltica.

En la autopsia llevada a cabo en el cementerio de Pilar, el pasado sábado en horas de la tarde, los médicos forenses aseguraron que el hombre habría muerto de 6 disparos de arma de fuego.

Todos habrían sido realizados a muy poca distancia, en la zona toráxica y se trataría de un calibre importante. Algunos orificios serían con entrada en la parte delantera y salida por la espalda.

La víctima, según pudo saber El Diario, habría salido de su vivienda el día anterior para encontrarse con una persona en la localidad de Del Viso y lo hizo a bordo de una moto, la cual aún no fue localizada por la policía.

La causa fue caratulada desde el principio como “averiguación de causales de muerte”, e interviene la UFI Nº 4 a cargo de Federico Mercader. 

 

Comentarios