Sobreseyeron a dos de los acusados por el crimen de Carla Milens

Los dos menores fueron apartados de la causa por falta de pruebas. Creen que el mayor también sería eximido. La familia nuevamente criticó la investigación. Dice que ahora volverá a empezar de cero.

29 de abril de 2012 - 00:00

  

Tras una audiencia realizada el viernes, el juez Rivero Calderaro determinó que los dos menores de los tres hombres que estaban acusados del crimen de la adolescente Carla Milens, ocurrido en junio pasado, no podrán ser enjuiciados por falta de mérito.

“Es a raíz de que no se tenían las pruebas. Por haber sido demolida la casa y debido al mal desempeño de la fiscal María Sayago en el caso”, acusó la madre de la víctima, Analía Palatnik, terminada la audiencia.

“Cuando el nuevo fiscal Alejandro Zárate agarró el caso ya era tarde. Sayago nunca hizo las cosas como se debía”, dijo indignada la mujer.

A su vez, señaló el buen desempeño del juez que medió en la audiencia: “Fue respetuoso en todo momento debido a la crueldad del caso y además, en privado hizo hincapié en el tema del derrumbe”, contó la madre de Carla a El Diario.

Respecto a la determinación del viernes, la mujer adelantó que el abogado de la familia apelará. De todos modos, su esposo, Claudio Milens, padre de Carla, no se mostró demasiado optimista: “Se va a apelar, pero cuando esto llegue a la Cámara  va a ver el mismo expediente con la misma situación. Y no hay nada que diga que estos chicos la mataron. Viven en el barrio, se drogan o roban, pero nada de lo que se ve en la causa los vincula”, admitió ayer entrevistado por el programa radial SOS Noticias.

Así, Milens aventuró que el mayor imputado correrá la misma suerte que los menores, uno de los cuales es su hermano: “Si el juez pide que sean sobreseídos los menores, es lógico que se lo liberen a él también”.

 

A empezar

Ayer, en la entrevista radial, Milens señaló que a partir a ahora habrá que volver a empezar en la búsqueda de sospechosos del crimen de Carla, de 19 años, brutalmente asesinada en junio pasado en una vivienda abandonada en el barrio El Manantial.

“Ahora empieza todo de cero de nuevo, a buscar otras hipótesis, otra gente que se haya acercado a Carla. Ahora estoy muy confundido, no sé para donde van a agarrar”, señaló.

Incluso, confesó que el viernes, al enterarse de boca del juez del sobreseimiento de los menores, sufrió “un shock emocional, no podía creer lo que pasaba. Pero el juez fue muy claro: tiene que ser imparcial, más allá del dolor de los familiares”.

“Yo ya no sé en quién confiar. Si esto vuelve a foja cero, toda aquella persona que me cause suspicacias de que haya estado con mi hija, que haya llegado a mis oídos la voy a salir a investigar. No puedo confiar en nadie, ni en la Justicia  ni en el poder, aunque esto nos dé miedo”, apuntó Milens.

Más allá del golpe inicial, el propio padre de la víctima coincidió con la decisión del juez: “Hubo mucho ensañamiento en el crimen de mi hija, le hicieron tantas cosas que no creo que chicos como esos lo hayan hecho. Como corazonada de padre, un crimen tan aberrante una persona o las que sean no pueden hacerlo y dormir tan tranquila”.

A su vez, señaló que tanto él como su familia “siempre fuimos cautos a la hora de hablar de los imputados. Jamás apareció una huella que los vincule (a a los acusados) con mi hija”.

De todos modos, criticó con dureza la investigación y señaló que el propio juez tuvo duras palabras: “Dejó entrever el mal accionar de los fiscales en la recolección de pruebas. Y que tendrían que haber puesto más énfasis en el derrumbe de la edificación”.

Milens se refirió así a la demolición de la casa abandonada donde su hija apareció muerta. “Hubo una causa, pero se cerró”, se quejó.

“Uno ve en las actitudes muchas cosas. La investigación fue mal formulada, al haber derribado la casa entorpeció mucho la causa”, dijo.

Además, señaló que a 11 meses “no vimos una filmación” de las cámaras de seguridad del bingo donde trabajaba Carla y de donde salió antes de ser asesinada poco antes de llegar a su casa.

“Nos dicen que nos van a mostrar donde ella toma la combi, pero quiero ver las últimas horas de trabajo de ella para saber que no es de otro día. No hay cámaras en la terminal de Pilar y pedimos que citen a declarar a la chica que bajó con ella pero no la citaron nunca”, enumeró. n

 

A Plaza de Mayo

Convocado por los padres de víctimas de Cromañón, Claudio Milens estará presente mañana en Plaza de Mayo donde, junto con otros familiares de víctimas de la inseguridad.

En ese acto, hablará del crimen de su hija Carla y de los otros casos impunes que se investigan en Pilar.

A su vez, anticipó que el próximo 12 de mayo volverán a las calles de Pilar con una nueva marcha en reclamo de justicia.

 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar