Justiciero mató a un ladrón que acaba de robar casa de celulares

Es encargado de un estacionamiento. Se percató del robo, volvió a su lugar de trabajo y los esperó. Cuando los delincuentes huían en moto disparó desde varios metros e hirió de muerte a uno de ellos. Quedó detenido.

28 de abril de 2012 - 00:00

Un delincuente de 19 años que junto a un cómplice acababa de robar un local de venta de celulares y escapaba en una moto, fue muerto de un disparo en la espalda por el encargado de un estacionamiento. Todo ocurrió en la tarde de ayer y al cierre de la presente edición, el empleado “justiciero” era detenido por la policía a la vez que se le secuestró el arma con la que supuestamente disparó a la distancia y mató al ladrón.

Según informaron fuentes policiales, todo se desencadenó poco antes de las 17 de ayer. Dos ladrones que se desplazaban en una moto de alta cilindrada asaltaron el local de Movistar ubicado en San Martín casi esquina Lorenzo López, a 20 metros de la plaza 12 de Octubre de Pilar.

El empleado, de 54 años de edad, es encargado de un estacionamiento ubicado en la calle Lorenzo López, a media cuadra del local asaltado. El hombre estaba a punto de ingresar al negocio donde los delincuentes estaban asaltando a los empleados de Movistar.

Al darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, aún en la vereda, volvió sobre sus pasos para dirigirse a su lugar de trabajo. Fue allí que la policía estima que tomó un arma de fuego y en la puerta del estacionamiento esperó que pasaran los dos delincuentes.

A los pocos segundos, precisamente uno de los ladrones pasó corriendo. Al ver al encargado con el arma en la mano, sin detenerse y desde una distancia de pocos metros, le efectuó un disparo que por fortuna no dio en el blanco.

El ladrón siguió su carrera. Ya unos veinte metros después y sobre la misma calle Lorenzo López, fue alcanzado por su compañero con la moto, se subió y ambos iniciaron la huida.

Según señalaron fuentes de la investigación, en ese momento, a la distancia, el encargo del estacionamiento le efectuó un disparo a los motochorros que se perdieron doblando en la esquina de la calle Alsina.

A media cuadra, el asaltante que iba atrás se cayó de la moto y se estima que poco después falleció como consecuencia de haber sido alcanzado por el disparo. La bala le habría ingresado por la espalda y salido por el tórax. De todas maneras ese dato deberá ser corroborado por la autopsia.

Oficialmente se dio a conocer que el delincuente fallecido fue identificado como Emanuel Varela, de 19 años de edad, oriundo de la provincia de San Luis que actualmente estaba “parando” en el barrio Agustoni de Pilar. En principio la policía estima que contaba con antecedentes policiales.

Anoche, al cierre de la presente edición, se detuvo al encargado del estacionamiento, acusado de efectuar el disparo que acabó con la vida del delincuente. El titular de la Comisaría 1ª de Pilar, comisario Fernando Márques, le confirmó en forma exclusiva a El Diario que “datos aportados por testigos presenciales y resultados que son preliminares pero contundentes permiten determinar que el encargado del estacionamiento es quien efectuó el disparo”.

En tanto. Márques confirmó que se le secuestró una pistola marca Bersa calibre 380 que habría sido utilizada en el hecho y que tiene un proyectil disparado.

En tanto el cómplice del robo aún no pudo ser detenido. Ni bien su compañero fue alcanzado por la bala, perdió la estabilidad y cayó de la moto, apenas lo miró y continuó su huída rumbo a la ruta 8.

Poco después llegaron al lugar efectivos policiales y del SAP para vallar la zona. A la distancia se podía observar que a pocos metros del cuerpo había quedado el casco del individuo y una computadora portátil, se supone, producto del robo que acababa de cometer.

En tanto, peritos de la Policía Científica comenzaron a reunir las pruebas para la respectiva causa. Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción Nº 2 de Pilar a cargo de Leonardo Loiterstein.

 

Relato de una testigo  

“Se bamboleaba hasta que cayó casi de cabeza” 

Apenas ocurrido el hecho, El Diario pudo dialogar con María Cristina, una vecina que aún no salía de su asombro por lo que había observado hacía pocos minutos. “Yo venía por la vereda de Lorenzo López de realizar unas compras y escuché un solo disparo”, relató la mujer.

A su vez indicó que “de pronto alcancé a ver una moto a toda velocidad que apareció de atrás mío -desde la calle San Martín, después dobló por Alsina para el lado de ruta 8. Los dos muchachos llevaban casco”.

 

A su vez María Cristina indico: “cuando llegué a la esquina vi cómo el hombre que iba sentado en la parte de atrás de la moto se bamboleaba para los costados hasta que cayó casi de cabeza en la calle y quedó tirado ahí, como está”. 

En tanto la mujer ratificó lo que poco después señaló la policía: “el otro (el cómplice) sólo alcanzó a mirarlo y sin  siquiera parar la moto se fue para el lado de ruta 8”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar