Fénix empató y todo sigue igual

Fue 1-1 en Burzaco ante San Martín. Y más allá de que el punto sirvió, perdió la chance de alejarse. Fue un partido parejo y los goles llegaron en el 2º tiempo. Ganaba con gol de Pipino, pero se durmió y se lo igualaron.
Fue 1-1 en Burzaco ante San Martín. Y más allá de que el punto sirvió, perdió la chance de alejarse. Fue un partido parejo y los goles llegaron en el 2º tiempo. Ganaba con gol de Pipino, pero se durmió y se lo igualaron.
miércoles, 18 de abril de 2012 · 00:00

 

Heva.

Pipino festeja su gol. Riquelme, autor de la jugada previa, se le suma.

 

Fénix terminó haciendo negocio en Burzaco. Más allá de que ganaba con el gol de Esteban Pipino, a pesar que se durmió en una pelota parada y le empataron, sigue como líder del torneo de la Primera D con 60 puntos, 4 más que su escolta Argentino de Quilmes y 5 por encima del 3º, Atlas.

Fue 1-1 ante San Martín, en un partido parejo, peleado y cerrado en el medio donde se dieron pocas situaciones de gol. Por lo trabado que se presentó el desarrollo terminó siendo positivo el resultado para el Águila, teniendo en cuenta que solo restan 15 unidades por jugar.

El sueño de ascender se acrecienta y el equipo albinegro está a 5 pasos de conseguirlo. Pero para los dos partidos inmediatos perderá a un valuarte en el fondo como Martín Zúccaro, quien llegó a la 10ª amarilla.

 

Equilibrado

Como fue gran parte del desarrollo se presentó trabado y luchado en el mediocampo. Allí se centraron las acciones, porque el juego comenzó a tornarse desprolijo y los errores empezaron a aparecer.

A Fénix le costó acomodarse en la cancha y por eso, San Martín lo sorprendió con esa presión en la salida de la defensa y forzando al error ajeno.

Pero la única solución que tuvo el local para complicarlo fue con centros cruzados. Igualmente, los centrales de Fénix se las ingeniaron para despejar el peligro al igual que Héctor Santillán, que trabajó mucho con los puños para sacarse de encima a los grandotes rivales.

Las insinuaciones de Fénix más claras fueron de tiro libre. Tal es que Daniel González casi sorprende a Cristian Ferlauto, pero el arquero voló y metió la mano salvadora por encima del travesaño.

También lo hizo Pipino con un remate desde fuera del área que exigió al arquero a meter el manotazo por arriba del horizontal. Pero nada más.

Sin embargo y más allá de que la pelea se centró en el mediocampo, por las dimensiones de la cancha (corta) las más claras en este capítulo las tuvo la visita y ambas en los pies de Leonel Bargas.

A los 24’, el Perro se animó y metió un derechazo violento que Ferlauto controló en dos tiempos y a los 41’, cuando metió un centro que se cerró y pasó al palo del caño izquierdo.

El inicio del complemento fue muy parecido al final del primero, porque los dos se prestaban demasiado la pelota. Aunque cuando Fénix se metió de lleno empezó a desbordar al local. Sobre todo por derecha con algunos intentos de Mariano Puch y Marcos Riquelme.

 

Festejo y desazón

Desde la individualidad de Riquelme, Fénix llegó a la apertura del marcador. El Pájaro eludió a dos rivales y sacó el derechazo violento que reventó el pecho de Ferlauto. El rebote le cayó a Pipino, quien se acomodó y metió el disparo que, tras desviarse en un central, cambió de trayectoria y se clavó contra el palo derecho. Así a los 11 minutos, el Águila festejaba el 1-0.

Pero de una falta innecesaria a los 14’, por una entrada de Santiago Bonora sobre Lucas Tiedemann vino el tiro libre de Heber Leaños. El centro superó a una distraída defensa visitante y Juan González, que apareció por detrás de todos, metió el cabezazo que sorprendió hasta el propio Santillán para igualar las acciones.

Con los goles, el partido se abrió, pero a los dos les faltó decisión para rematar las jugadas dentro del área. Ambos se exponían a los contraataques aunque sin mucho peligro.

A los 46’, San Martín lo tuvo con un centro que cruzó toda el área chica y reventó Sebastián Ciaccheri. Y de allí, nació la contra visitante que Daniel González, casi trastabillando, definió tras eludir al arquero. Sin embargo apareció Manuel Miramontes de atrás para despejar sobre la línea lo que era gol y victoria albinegra. 

 

Comentarios