Hacoaj fue pura contundencia y gritó campeón ante Villa Rosa

En un partidazo, el equipo de Tigre venció 2-1 al Rojinegro con goles de Ryszelewski, de penal y tiro libre. Se quedó con el Torneo Clausura y se tomó revancha de la definición de 2011.
domingo, 9 de diciembre de 2012 · 00:00

por Fernando Morales

f.morales@pilaradiario.com

 

Esta vez fue para Náutico Hacoaj. En un partido vibrante y de alto vuelo, el equipo de Tigre se impuso por 2-1 ante Deportivo Villa Rosa en la última fecha del Torneo Clausura y se coronó campeón de la Liga Escobarense. Con dos goles Eric Ryszelewski, primero de penal y luego de tiro libre, el conjunto de Jorge Cembal dio vuelta el resultado en el complemento y se tomó revancha de la final perdida en el Clausura del año pasado, cuando resignó el título, precisamente, en manos de Villa Rosa.

Tras 16 fechas, ambos llegaron a esta última jornada compartiendo la punta con 36 puntos, con el rótulo de “los mejores equipos del torneo” bajo el brazo y el antecedente de la última definición que protagonizaron. Las expectativas eran altísimas y no defraudaron. Fueron 90 minutos intensos, emocionantes y con mucho fútbol, aunque deslucido por momentos a raíz de algunos desaciertos del árbitro Rodrigo Roffé.

Villa Rosa abrió la cuenta a los 6’ de la primera parte por intermedio de Joel Murguía, que aprovechó una mala salida del arquero Lucas Pan y definió mordido con el arco vacío. Hasta ahí, los rojinegros estaban ratificando el invicto que ostentaban jugando  contra Hacoaj en Tigre.

Promediando la primera parte el desarrollo se volvió sumamente friccionado y hasta el entretiempo tuvo clima de final: camino a los vestuarios los dos equipos intercambiaron empujones, insultos y hasta escupitajos. No hubo sanción y el complemento se jugó con 22.

A los 12’ llegó la falta de Cristian Puebla sobre Martín Scardino y Ryszelewski cambió el penal por gol, justo cuando Villa Rosa empezaba a capitalizar los espacios que dejaba Hacoaj y transitaba su mejor momento del partido. Casi inmediatamente, una mano de Alejandro Blanco en el borde de área derivó en el tiro libre que Ryszelewski clavó junto al palo del arquero Oscar Quintana y dio vuelta el marcador.

Villa Rosa fue a buscar la igualdad que forzara un partido desempate. A los 24’ tuvo una chance inmejorable con un penal que le cometieron a Joel Murguía, pero Pan tapó el disparo de Miguel Díaz. Luego los de Antonio Flores insistieron en la búsqueda apoyados en una sólida actuación de Brian Maciel y Díaz, pero nunca lograron profundidad para generar situaciones concretas.

Hacoaj sostuvo la diferencia y se tomó revancha de la final del Clausura 2011. Ahora Villa Rosa deberá esperar por el resultado de Toro ante Flecha Azul, para saber si clasifica directamente al Torneo del Interior 2014.

 

Suspendidos

Por el mal estado de los campos de juego, la Comisión Directiva de la Liga Escobarense resolvió suspender tres partidos de la 17ª y última fecha del Torneo Clausura: Deportivo San Alejo-Pilar Unidos, Monterrey-Abrojal y Flecha Azul-Toro. Con la derrota de Villa Rosa frente a Náutico Hacoaj, si Toro gana su partido contra Flecha Azul igualár al Deportivo en el segundo puesto y deberán jugar un partido desempate por una plaza para el Torneo del Interior 2014. A priori, estos tres partidos se llevarán a cabo el próximo miércoles a las 17, al igual que el postergado entre Atlético y Sportivo de la 16ª jornada.

 

De frente 

Jorge Cembal (DT de Hacoaj): “La verdad es que fue un partidazo, con un nivel como de Primera A. Fue un partido increíble, no tengo palabras. En increíble el nivel que tienen estos equipos. Los chicos la rompieron, de los dos equipos la rompieron. Estamos muy contentos con este campeonato y la verdad es que ellos (por Villa Rosa) son un equipazo. Me saco el sombrero por ellos y por los nuestros que le jugaron de igual a igual a un equipazo como éste. Lo que estamos viviendo es impresionante y encima ya viene el Argentino”.

Antonio Flores (DT de Villa Rosa): “Fue un partido abierto entre los dos mejores equipos del torneo y no supimos aprovechar nuestras ocasiones. Ellos hicieron la diferencia con su trabajo de pelota parada. Hicimos un buen partido cuando pusimos la pelota al piso, pero nos faltó hacer la diferencia en los arcos. Lo bueno es que con este fútbol llegamos hasta acá y todavía podemos dar mucho más. Estoy muy orgulloso de estos chicos. Ahora vamos a pensar en el Argentino, que también es como un premio”.

Comentarios