Fue absuelto de un crimen reincidió y lo liberaron nuevamente

Se trata de un joven de 18 años que había participado del asalto y muerte de Sandra Almirón. Hace 20 días tomó a una familia de rehén. Pero pagó una fianza y otra vez está en la calle.
domingo, 9 de diciembre de 2012 · 00:00

Un delincuente que participó del asalto y crimen de la docente derquina Sandra Almirón en noviembre de 2009, había sido absuelto por inimputable ya que tenía 15 años. Ahora reincidió pero una vez detenido fue liberado tras el pago de una fianza de 800 pesos.

Se trata de Mario Darío Bravo Sampallo, actualmente de 18 años y a días de cumplir 19, quien luego de haber participado en el crimen que conmovió al distrito, hace 20 días tomó a una mujer y su bebé como rehén a punta de pistola y tras ser detenido, el juez de Garantías decidió dejarlo en libertad.

El magistrado impuso una caución para que el peligroso delincuente vuelva a la calle, luego que la policía no pudiera hallar el arma con la que el malviviente privó de la libertad a una mujer y su pequeño hijo tomándolos de rehén tras haber robado un automóvil junto a un cómplice, determinando el delito como una simple “violación de domicilio”.

Según pudo saber El Diario, fue el titular del Juzgado de Garantía Nº 6 de Pilar, Nicolás Ceballos, quién le habría tomado declaración indagatoria sobre el último asalto que cometió y en el que Bravo Sampallo, resultara detenido, pero cuatro horas después de declarar ante el magistrado, pagó y se fue.

 

El segundo hecho

Tres años después de haber sido denominado inimputable por ser menor de edad, al comprobarse que participó del crimen de Sandra Almirón junto a otros dos jóvenes condenados a 22 y 5 años de prisión, Bravo Sampallo de 18 años volvió a ser detenido.

El adolescente que en 2009, intentó robar el Chevrolet Corsa de la maestra en el barrio La Alborada de Presidente Derqui, volvió a asaltar a un automovilista.

El hecho ocurrió el pasado lunes 19 de noviembre en Avenida Presidente Perón y la calle Puch, frente al Hospital Austral.

Un joven de 19 años descendía de su VW Gol cuando fue interceptado por tres delincuentes, entre ellos Bravo Sampallo que con armas de fuego le sustrajeron el auto y escaparon con dirección al barrio Las Lilas.

El aviso al 911 llegó de manera inmediata y dos móviles de la Comisaría 5ª salieron a la búsqueda de los individuos, ubicando el automóvil robado a unos 800 metros del lugar del asalto.

Desde ahí se entabló una persecución por más de 1.500 metros, hasta que en la esquina de Amado Nervo y Mariano Acosta, barrio Las Lilas, los delincuentes acechados por los efectivos policiales decidieron abandonar el rodado en Benito Lynch y Las Amapolas.

Los ladrones continuaron su fuga a pié, saltando e ingresando por diferentes viviendas y eludiendo a los efectivos policiales. Luego de algunos minutos los agentes lograron ubicar a Bravo Sampallo en el interior de una de las viviendas.

El delincuente al ver a los uniformados acercarse, tomó a la dueña de casa y a su bebé como rehén, amenazando que si los policías no se retiraban, mataría a ambos.

Tras negociaciones previas, los efectivos lograron que el delincuente se entregara y terminara preso. Pero el malviviente pagó la fianza impuesta por el juez y quedó en libertad rápidamente.

Mientras que sus cómplices se dieron a la fuga y no fueron hallados por los uniformados.

 

800

pesos fue el precio que pagó por su libertad el delincuente de 18 años, que puso en riesgo a dos familias de Presidente Derqui, apenas 10 días antes de cumplirse 3 años del crimen de Sandra Almirón, del que él participó y fue declarado inimputable por ser menor de edad.

Comentarios