Familia vivió una pesadilla durante un asalto

Delincuentes ingresaron a un maxikiosco donde también está la vivienda de los dueños. Amenazaron con matar a uno de los moradores. Una nena logró escapar y pedir ayuda.
viernes, 7 de diciembre de 2012 · 00:00

Una familia del barrio Villa Morra sufrió un violento asalto en su casa, luego que dos delincuentes ingresaran al negocio que se encuentra en la parte delantera de la vivienda. Por el hecho no hay detenidos y las víctimas señalaron que la policía demoró unos 45 minutos en llegar.

El hecho sucedió en la tarde del miércoles, alrededor de las 15.30, en un maxikiosco ubicado en la calle Almirante Brown, entre Las Heras y Colectora. Verónica, una de las asaltadas, dialogó con el programa Materia Prima (FM Plaza 92.1) relató el terrible momento.

“Tenemos un maxikiosco adelante de mi casa que es nuestro medio de vida, para no salir a robar o pedir un plan social –comentó-. El año pasado mi hermana lamentablemente quedó viuda con una criatura de 10 años, entonces para paliar la situación pusimos el comercio”.

La mujer indicó que en un momento dado “entraron dos personas, primero una pidió una gaseosa, y cuando se la fui a dar me apuntó con un arma en la frente. Me pidió la plata y le di todo, pero empezaron a revolver todo el negocio, pensando que había más plata. Con todo el resentimiento decían ‘estamos en la Morra’, pero acá hay gente de trabajo, no gente como ellos, que va detrás de un piquete o un plan social, es el producto de este gobierno”.

 

Violentos

A eso le siguió lo peor: los delincuentes decidieron entrar a la casa “y a mi hermano, que estaba descansando, lo levantaron de un culatazo, lo lastimaron, lo arrastraron por el pasillo. Le sacaron sus derechos humanos”.

Verónica afirmó que “se llevaron todo, la nena de 10 años en la desesperación saltó una medianera de 3 metros y se fue a lo de un vecino”. Y se preguntó “adónde están los políticos, que se ponen a discutir porque la Rivadavia se llame Kirchner. En la salida de Pilar pongan el nombre del narco que detuvieron, se dedican a estupideces”.

Además, relató que en el peor momento “yo imploré porque no mataran a mi hermano, me hicieron arrodillar para que no lo maten. Todo duró unos 35 minutos, todo ese tiempo estuvieron adentro de mi casa”.

 

Por otra parte, aseguró que “hubo vecinos que llamaron al 911 porque escuchaban mis gritos, era desesperante. Mi hermano sale a las 3 de la mañana a trabajar, todos trabajamos todo el día, distribuimos artículos de limpieza. Se llevaron todo”. 

A su vez, gracias a la niña que escapó y pidió ayuda se llamó a la policía, “que tardó como 45 minutos, y la ambulancia jamás apareció”.

Aún conmovida y en llanto, Verónica expresó: “Estoy en estado de shock, la nena no pudo dormir ahí, se llevaron los juegos de llaves, tuve que cambiar las puertas. No los conozco, ya que jamás me habían robado. Se querían llevar hasta el auto, pero casualmente no estaba”.

 

La frase 

“En ese momento es como estar en el infierno, no sabés lo que es implorar por la vida de un ser querido. Vi perversidad en sus ojos, que estaban dispuestos a todo. Es humillante hacer arrodillar a una persona para pedir por la vida”. Verónica, víctima de un asalto en su casa.

Comentarios