Un grupo comando asaltó a dos familias en el country Larena

Ingresaron simultáneamente a ambas casas. Maniataron a sus ocupantes y se llevaron dinero y joyas. Entraron sin ser detectados. La policía cree que hubo un entregador desde adentro.
jueves, 6 de diciembre de 2012 · 00:00

Una banda de delincuentes asaltó a dos familias en sus casas de un country de Pilar luego de ingresar por un alambrado perimetral sin que se activara la alarma ni la seguridad lo advirtiera.

Según informaron ayer fuentes policiales, el hecho ocurrió  ayer alrededor de las 2 de la madrugada, cuando seis asaltantes armados cortaron un alambrado de un lateral e ingresaron al country “Larena”, ubicado a la altura del kilómetro 21 de la ruta provincial 6.

Una vez adentro y sin ser vistos por ninguno de los cinco  vigiladores privados de turno a esa hora, los delincuentes se dirigieron hacia dos casas muy próximas una de la otra y entraron tres de ellos a cada una.

Los individuos actuaron con armas de fuego y a cara descubierta, sin ejercer violencia alguna. En la primera de las viviendas despertaron al dueño de casa, identificado por la policía como Jorge Espinosa (60), y a su esposa (63). Una vez que las víctimas fueron encerradas en su habitación y con la vigilancia de uno de los sujetos, los demás se dedicaron a buscar elementos más valiosos.

Les dijeron que contaban con el dato de que en el lugar había una suma de alrededor de 100.000 pesos y, bajo amenazas de dispararles, exigieron que se la entregaran.

Espinosa dijo en todo momento que no tenía guardada esa suma en la casa. De hecho trascendió que esa suma, que realmente existía fruto de una operación, estaba depositada en un banco. Así, los ladrones tomaron alhajas, objetos de valor y unos 6 mil pesos, con los que escaparon.

Algo similar ocurrió en la vivienda contigua, donde los otros tres cómplices sorprendieron a la familia de un hombre llamado José Garay (59) y su esposa (58).

Ingresaron forzando una de las aberturas posteriores de la casa, y, una vez adentro, sorprendieron durmiendo a sus moradores, a quienes despertaron amenazándolos con sus armas en sus cabezas. Allí tampoco encontraron resistencia y ambos fueron atados y encerrados en uno de los baños de la propiedad.

Una vez que los individuos tenían todo controlado, recorrieron las distintas dependencias hasta que lograron hallar en uno de los muebles del dormitorio, la suma de 1.500 pesos y dos anillos de oro.

 

Pista interna

De acuerdo a los voceros, los seis delincuentes se reunieron nuevamente y cuando se disponían a salir del country por la parte posterior, donde un extenso campo linda con el Parque Industrial de Pilar, se activó uno de los sensores y sonó una alarma, aunque consiguieron escapar y hasta anoche aún permanecían prófugos.

Las víctimas se comunicaron telefónicamente con el servicio de emergencias 911 para relatar lo sucedido, por lo que poco después se presentaron en el lugar los efectivos del destacamento policial del Parque Industrial, que entrevistaron a las familias y al personal de seguridad del lugar.

Además, los investigadores realizaron distintos peritajes,  entre ellos el levantamiento de huellas dactilares y el análisis de las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la entrada del predio, en caso de que los ladrones hayan sido captados y puedan ser así identificados.

Según dijeron las fuentes, los pesquisas trabajan sobre la  hipótesis de que los delincuentes tuvieron la asistencia de alguien que trabaja en el country, tanto porque no se activaron las alarmas al ingresar como porque tenían el dato de que uno de los propietarios tenía una importante cantidad de dinero.

En ese sentido, los investigadores suponen que la banda  irrumpió en ambas casas porque las dos están muy cerca una de la otra y quien les aportó la información no les había dado la dirección exacta.

La investigación es llevada adelante por la Jefatura  Departamental Pilar, cuyo personal trabajaba ayer por la mañana sobre la pista del presunto entregador interno al country y esperaban detenerlo durante las próximas horas.

Interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2  descentralizada de Pilar dependiente del Departamento Judicial San Isidro, a cargo de Oscar Márquez.

 

El dato 

En el momento del asalto al country Larena, se encontraban de servicio cinco trabajadores de vigilancia pertenecientes a la empresa “Seguritas”. Su tarea era custodiar las 33 viviendas ocupadas por sus propietarios y otras tantas en construcción que conforman el barrio.

 

Comentarios