Un menor murió electrocutado cuando armaba el arbolito de Navidad

miércoles, 19 de diciembre de 2012 · 00:00

Lamentable final encontró un joven que recibió una descarga eléctrica proveniente de las guirnaldas cuando armaba el arbolito de Navidad en un centro de recuperación de drogodependientes ubicado en la localidad de Villa Astolfi.

Según informaron fuentes policiales, el joven de 16 años de edad –del que solo trascendió el apellido, Quiroz- se encontraba solo intentando colocar las guirnaldas en un pequeño pino natural al aire libre, que haría las veces de arbolito de Navidad.

El lamentable hecho ocurrió en el centro de rehabilitación de drogodependientes “Fundación Vencer para Vivir”, ubicado en la intersección de las calles Bélgica, entre Sanguinetti y Uruguay, de la mencionada localidad pilarense.

En un determinado momento y por causas que se están investigando, la joven víctima recibió una fuerte descarga eléctrica que hizo que su cuerpo fuera despedido producto del terrible shock que impactó en él.

Auxiliado de inmediato por algunos compañeros que se encontraban en el lugar, la víctima fue trasladada en un automóvil particular hasta el Hospital Juan Cirilo Sanguinetti de Pilar.

A pesar de los esfuerzos de los médicos por recuperarlo, el muchacho falleció poco más de una hora después de haber llegado a ese nosocomio.

El joven fallecido había ingresado al centro Vencer para Vivir el 27 de junio último, traído por sus propios padres, ya que sufría problemas de adicciones. Interviene en la causa la Fiscalía Penal de Responsabilidad Juvenil de San Isidro.

 

¿Qué pasó? 

Personal de la Policía Científica llegó al lugar del hecho y técnicos electricistas hicieron las primeras evaluaciones periciales. En ese sentido trascendió que para el funcionamiento de las guirnaldas de las luces del arbolito de Navidad, se habría utilizado un cable de telefonía, por lo que no tenía la cantidad necesaria del aislante requerido para tal función. Esto hizo que se produjera un recalentamiento, juntándose ambas fases. Al no tener la correspondiente descarga a tierra, la víctima fue quien recibió el golpe de corriente de 220 volts.

Comentarios