Narco detenido en Pilar no quiere ser extraditado

Se opone al requerimiento de EE.UU. Lo acusan de financiar un cártel de drogas. Su abogado señaló que no tiene nada que ver con el narcotráfico”.
miércoles, 14 de noviembre de 2012 · 00:00

El colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias “Mi Sangre”, dijo ayer que “teme” por su vida y se opuso a ser extraditado a Estados Unidos, donde lo acusan de ser el principal financista de un cártel de drogas, informaron fuentes judiciales.

En una audiencia que duró poco menos de una hora, López Londoño (41) fue notificado por el juez federal Sebastián Ramos del pedido de extradición que originó su detención el 30 de octubre último cuando ingresaba al restaurante Fettuccine de Pilar.

Tal como había adelantado su abogado, Carlos Olita, el sospechoso aseguró que no tiene “nada que ver con el narcotráfico”.

“Mi Sangre» fue trasladado cerca de las 6.30 de ayer a los tribunales federales de Comodoro Py 2002 en medio de un amplio operativo de seguridad a cargo de servicios especiales, y fue conducido al tercer piso, donde tiene su despacho el juez Ramos.

Antes de la audiencia, su abogado anticipó a la prensa que su asistido se oponía a ser extraditado porque “teme por su vida”. Además manifestó que López Londoño “quiere quedarse en la Argentina y que el juez rechace la extradición”, ya que “la orden de detención fue a través de Estados Unidos y no tiene elementos necesarios para avalarla”.

Según el letrado, el colombiano conoce “hechos de suma importancia” ocurridos antes de que fuese “desmovilizado de los grupos paramilitares en el proceso Verdad y Justicia” y “muchas cosas de funcionarios actuales del gobierno de Colombia”, lo que lo lleva a temer por su vida.

Olita dijo, además, que su asistido “va a probar lo que él dice, que no tiene nada que ver con el narcotráfico” y aseguró que “tiene muchos elementos para hacerlo”.

“Es un proceso de extradición. El juez va a tener que evaluar la documentación que le mande Estados Unidos y los elementos que pueda ir generando acá, que son temporalmente los mismos hechos por los que ya fue juzgado y fue absuelto”, añadió el letrado en la puerta de los tribunales de Comodoro Py.

Luego, el abogado contó que su cliente no tenía en Argentina “una actividad formal porque hace sólo ocho meses que llegó al país”, aunque manifestó que “estaba tratando de invertir en Argentina en el tema de automotores y construcción”.

Agregó que el acusado pidió al juez Ramos que le permita recibir a un abogado para otorgar poderes a su familia a fin de que puedan manejar sus negocios en Colombia, relacionados con ganadería, compraventa de vehículos y operaciones inmobiliarias.

“Mi Sangre” fue detenido el 30 de octubre último cuando llegaba junto a sus custodios al restaurante “Fettuccine Mario” a realizar una reserva para cenar a la noche junto a su esposa, su hijo y algunas personas de su círculo íntimo.

Tras su detención, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, dijo que “Mi Sangre” es “uno de los narcotraficantes más importantes del mundo”.

En Colombia, aseguraron que López Londoño era el principal financista del cártel de drogas “Los Urabeños”, el cual mantenía contactos con “Los Zetas” mexicanos.

Durante una entrevista televisiva, “Mi Sangre” dijo el lunes que vino a Argentina “como refugiado de un grupo de policías colombianos que desde 2005 iniciaron una persecución” en su contra y de su familia. “Vine a Argentina con intención de comenzar una nueva vida”, expresó.

 

Plazo 

El juez tiene un plazo de 60 días a partir de la detención de López Oroño para pronunciarse sobre la solicitud de extradición presentada por Estados Unidos debido a que, según Olita, su defendido no tiene causas pendientes en Argentina.

Comentarios