“Ofrecí $6.000 por consejo de la policía”, dijo el padre de Berardi

Dio a entender que iba a ofrecer más dinero a los captores pero siguió las instrucciones de los especialistas. Se refuerza la idea de que pese a las negociaciones ya habían decidido ejecutarlo.
sábado, 27 de octubre de 2012 · 00:00

 

El padre de Matías Berardi, el adolescente de 16 años que en 2010 fue secuestrado en ruta 26 y Panamericana y asesinado en Campana, contó ayer en el juicio oral a 11 acusados por el caso, que sólo ofreció 6.000 pesos de rescate por consejo de la policía.

La segunda jornada del debate ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 3 de San Martín tuvo como eje la declaración testimonial de los padres de la víctima, Juan Pablo Berardi y María Inés Daverio.

Ambos fueron los primeros testigos del juicio y declararon a lo largo de más de dos horas frente a los jueces Elbio Osores Soler, Lidia Soto y Germán Andrés Castelli, y por primera vez estuvieron cara a cara con los acusados de secuestrar y asesinar a su hijo.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que el matrimonio Berardi relató cómo aquella madrugada del 28 de septiembre de 2010 comenzaron a recibir llamados extorsivos con los que se enteraron que su hijo Matías, quien debía volver de una fiesta de egresados a la que había ido en Capital Federal, estaba secuestrado.

En total fueron ocho comunicaciones que los secuestradores realizaron desde el mismo celular de la víctima.

Daverio recordó que ella fue quien atendió el primer llamado que recibió a su celular alrededor de las 6 y en el que una voz masculina le dijo “tengo a tu hijo, escuchá» y que luego oyó a su hijo gritando “¡mamá, mamá!”.

Según lo que recordó ayer Daverio, el delincuente le dijo a los gritos: “Juntá toda la plata que tengas y las cosas de valor de tu casa. Estamos hablando de mil pesos para arriba, sacá la Surán esa que tenés en la puerta de tu casa y salí a buscar la plata, yo te llamo y no llames a la policía”.

Berardi padre también se refirió a los llamados extorsivos y, en la audiencia, el tribunal le hizo escuchar la octava y última comunicación que hicieron los secuestradores a las 20.38, es decir, 14 horas después de la captura, y en la que Berardi les informó que había juntado 6.000 pesos para el rescate.

“Yo ofrecí seis mil pesos por consejo de la policía”, dijo Berardi, dando a entender ante el TOF 3 de San Martín que podría haber ofrecido más dinero pero que él siguió el consejo de los especialistas. “La policía me dijo que si ofrecía más, el secuestro se iba a hacer interminable”, agregó.

 

¿Decisión tomada?

Según creen los investigadores, los delincuentes llamaron para saber cuánto había juntado la familia pero a esa altura del secuestro ya tenían decidido asesinarlo porque Matías se había escapado del galpón de Benavídez donde estuvo cautivo, había sido recapturado y la banda temía porque el chico les había visto las caras y podía reconocer el lugar.

Al inicio de la audiencia de ayer, todos los imputados se negaron a declarar, por lo que se dieron por incorporadas por lectura las indagatorias que algunos brindaron durante la instrucción.

Se trata de Richard Fabián Souto (45), Facundo Maidana (24), Federico Maidana (29), Ana Moyano (40), Celeste Moyano (29), Jennifer Stefanía Souto (21), Elías Emanuel Vivas (22), Damián Sack (26), Gabriel Raúl Larry Figueroa (26), Gonzalo Alvarez (33) y una adolescente cuya identidad se reserva porque era menor de edad -tenía 17 años-, al momento del hecho.

Por último, declaró el chofer del colectivo contratado para traer desde la fiesta de Capital Federal al grupo de amigos de Matías que regresaba a zona norte y contó que recuerda haber dejado a la víctima en el cruce de Panamericana y Ruta 26 pasadas las 5.30.

Según la imputación, Matías fue secuestrado en esa zona y llevado cautivo a la herrería que en Benavídez tenía el principal imputado en la causa, el uruguayo Richard Souto.

Esa tarde, Berardi logró escapar y comenzó a pedir ayuda  entre los vecinos a quienes les decía que lo tenían secuestrado, aunque no logró que nadie lo refugiara.

El herrero Souto y otro de los principales acusados, su  concuñado Facundo Maidana, recapturaron a Berardi mientras las mujeres de la familia salieron a la calle a los gritos a decirle a los vecinos que en realidad era un ladrón que había intentado robarles.

La víctima fue trasladada a un descampado ubicado en un  camino de tierra de Campana, donde los asesinos efectuaron dos disparos con una pistola calibre 11.25 milímetros, uno de los cuales ingresó por el omóplato derecho de la víctima y le ocasionó la muerte.

 

El diálogo del padre con uno de los secuestradores

“Escuchame, ¿cuánta plata juntaste?”

La siguiente es la conversación trascripción de la  conversación entre Juan Pablo Berardi (JPB) y el secuestrador (S), que hoy se escuchó en la audiencia:

S: -Escuchame, ¿cuánta plata juntaste?

JPB: Pará, antes que nada dejame escucharlo a Matías, quiero ver que está Matías bien...

S:-¿Cuánta plata juntaste?

JPB:-Yo tengo seis mil pesos que junté.

S:-No, no, no. Te llamo mañana, te llamo mañana.

JPB: -Mañana, no.

S:- Te llamo mañana.

JPB:-Escuchame una cosa, quiero...

S:-Te llamo mañana... (corta).

JPB -Primero...

 

Comentarios