“Fue un fusilamiento, algo muy difícil de superar para cualqiera”

 
 
jueves, 25 de octubre de 2012 · 00:00

“Creemos que la única manera de poder rehacer nuestras vidas es que estas personas queden presas de por vida o que tengan la pena máxima que existe en la Argentina, porque todos en su mayoría habían cometido delitos, son personas reincidentes y creo que es nuestro deber como padres exigir esta condena”, expresó María Inés Daveiro, la madre de Matías Berardi, minutos antes de comenzar el juicio a los 11 acusados.

“Nosotros estamos presos del dolor de por vida, nosotros  vamos a estar presos siempre de este dolor, pero yo le prometí a Matías, todos los días con mi marido le prometemos, que nuestros hijos van a estar bien, van a ser felices y para eso necesitamos, y la sociedad toda necesita, que estas personas queden detenidas”, añadió la mujer.

Tras recordar con la voz quebrada cómo fue secuestrado su hijo el 28 de septiembre de 2010 cuando regresaba a su casa tras una salida con amigos, María Inés dijo que a su criterio todos los acusados “tienen un grado de responsabilidad diferente” pero a su vez todos “tomaron la decisión de matarlo”.

“Fue un fusilamiento y un secuestro; es algo muy difícil de  superar para cualquier familia”, expresó.

La madre de Matías contó que esta será la primera vez que  tenga frente a frente a los acusados de matar a su hijo, ya que hasta ahora sólo vio a uno de ellos en un juicio al que fue sometido el año pasado por el crimen de un niño, Maximiliano Leguizamón, por el que fue condenado.

María Inés se refirió además a las personas que vieron aunque no ayudaron a su hijo ni llamaron a la policía cuando éste escapó de sus captores y pidió ayuda, episodio a raíz del cual luego lo asesinaron.

“No lo entendemos, de cualquier manera los culpables obviamente no son ellos, aunque van a tener una carga toda su vida respecto a esto. Pero no son ellos, hay una cadena de responsabilidades muy grande en lo que pasó”, dijo.

Comentarios