Otra madre que pide justicia por su hija adolescente fallecida

Jeanette Príncipe, de 16 años, falleció cuando se incendió su pabellón en un centro psiquiátrico del distrito. La mujer tiene muchas dudas y dice que la justicia no escucha sus pedidos.
jueves, 19 de enero de 2012 · 00:00

 

Jeanette Príncipe tenía 16 años. Su madre sigue buscando respuestas.

 

Otro caso de una muerte sin resolución judicial se conoció en las últimas horas en nuestro distrito. Se trata de un hecho que aconteció en febrero de 2009 en el cual falleció la joven Jeanette Príncipe, de apenas 16 años de edad. Su madre, Guadalupe, vecina de Pilar, dialogó ayer con El Diario para contar qué sucedió entonces y cuál es su reclamo.

“Todo comenzó cuando mi hija Jeannette empezó con problemas de salud de los que nunca logré saber de que se trataba, ya que todos los facultativos y nosocomios que consulté no supieron decirme qué era lo que realmente le acontecía a ella. Había tenido un cambio en su conducta, estaba continuamente nerviosa y se alteraba rápidamente, logrando ponerse agresiva y con poco razonamiento”, describió la mujer.

A raíz de esta situación, Guadalupe comenzó a transitar por diferentes lugares para lograr una asistencia médica acorde a su situación. “Alguien me había recomendado el lugar donde se precipitó todo, el centro de rehabilitación Dankuel de Estancias del Pilar”, sostuvo. El lugar está ubicado a 300 metros de la ruta 25, casi en el límite con el Partido de Moreno.

“Allí –prosiguió con su relato- los psiquiatras si bien tampoco me supieron decir lo que le ocurría a mi hija, me dijeron que debía internarla, lo que hice el día 13 de enero del 2009. Pasaron varios días en los que yo misma iba a verla, pero había algo que no me ‘cerraba’. Mientras ella estaba internada, la tenían encerrada como en un calabozo con rejas”.

Guadalupe explicó que el 14 de febrero comenzó su “martirio familiar”. De acuerdo a lo que le narró a El Diario, “ese día me comunican desde el lugar donde estaba internada mi hija, que hubo un incendio en el pabellón donde se encontraba durmiendo, que se prendió fuego todo hasta la cama donde ella dormía”.

Con quemaduras graves en su rostro, brazos, tórax y piernas, Jeanette fue trasladada a una clínica de la ciudad de Merlo, donde a pesar de los intensos cuidados médicos, falleció. “Desde ese momento nunca supe lo que realmente pasó con mi hija. Un tiempo después llegó a mi casa un joven, que me dijo que en el momento del incendio se encontraba internado en ese lugar. Que esa mañana, cerca de las 8, se encontraban todos los internos en el comedor ya que lo hacían juntos habitualmente, y entre ellos también estaba Jeannette, y que dos enfermeros vinieron a buscarla”.

La mujer sostiene que aquel joven le aseguró que se llevaron a su hija hacia el pabellón que minutos después se prendería fuego.

“Alguien inició el fuego en ese lugar”, sentenció la madre de la víctima quien agregó que “todas las puertas se cerraban cuando buscaba una respuesta, mucho más aún de la parte legal, porque mi corazón e intuición de madre me dicen que mi hija no murió como dicen, hay muchos interrogantes y hasta ahora no logré obtener las respuestas”.

En aquel entonces la causa recayó en la fiscalía a cargo de Marcos Petersen Victorica. Según la mujer, el funcionario judicial le dijo que su caso no estaba “catalogado en un marco penal, pero que sí lo era en un civil. Tampoco el representante legal que contraté, hasta ahora ni siquiera me dio ninguna luz de esperanza sobre el caso de mi hija”.

Por último Guadalupe afirmó que está “cansada de esperar. El 14 de febrero se van a cumplir 3 años de la muerte de mi hija y todavía no sé realmente lo que pasó ese día y por qué mi hija murió de esa manera y nadie me da una respuesta concreta que me permita entender y comprender que ya no estará más a mi lado y que ella al mismo tiempo comience a descansar en paz”.


Otra marcha

Guadalupe Príncipe, la madre de Jeanette, ya se contactó con los padres de otras víctimas por hechos violentos ocurridos en Pilar. La idea de la mujer es sumarse a la próxima marcha contra los crímenes impunes en Pilar. La semana pasada se movilizaron los padres de Carla Milens, Yanina Lovera y Desiderio Soriano. También acompañó la madre de Gisella Vallejos, asesinada hace una década. Hubo más de 300 personas. La próxima movilización será el 14 de febrero.

Comentarios