Asalto al corralón: la banda fue a buscar 500 mil pesos de una venta

Tenían el dato de que el dueño había hecho una operación por esa cifra. Pero esta no fue pagada y por eso habrían liberado a los tres rehenes. Buscan la quinta donde estuvieron cautivos.
jueves, 12 de enero de 2012 · 00:00

 

Frente del corralón Los Primos, donde comenzó el atraco del martes a la tarde.

 

 

La banda de delincuentes que el martes asaltó un corralón de materiales en La Lonja y se llevó a tres personas como rehenes, pretendían apoderarse de medio millón de pesos que, supuestamente, el dueño de la empresa había cobrado por una venta.

Fuentes policiales informaron que tras interrogarlos y comprobar que contaban con el dato falso y esa operación comercial no se había concretado, los delincuentes optaron por liberar a sus víctimas ilesas.

A su vez, al cierre de la presente edición, la policía buscaba la casaquinta donde los tres rehenes estuvieron cautivos. "Hay al menos cuatro o cinco lugares posibles" señaló una alta fuente de la investigación, quien a su vez dijo que la pesquisa estaba "bien encaminada".

Tal como informara El Diario en forma exclusiva en su edición de ayer, el hecho ocurrió el martes alrededor de las 18.30, cuando una banda integrada por cuatro delincuentes armados con revólveres llegó a bordo de un automóvil Audi negro a la puerta del corralón "Los Primos", ubicado en la intersección de la ruta 8 y Los Algarrobos, de la localidad de La Lonja.

Los delincuentes bajaron del vehículo, ingresaron al comercio, apuntaron a los empleados y a dos clientes presentes y, bajo amenazas de dispararles, los redujeron, dijeron los voceros.

Una vez que tuvo todo bajo su control, la banda se apoderó de unas pocas pertenencias de valor, de alrededor de 6.000 pesos de la recaudación y decidió llevarse privados de su libertad a uno de los hijos del dueño del corralón, un joven de 29 años, y a una empleada, de 40.

Los delincuentes salieron del comercio y algunos subieron en el Audi junto a las víctimas, mientras que otros los siguieron en el automóvil Peugeot 206 del joven.

Los captores le ordenaron al cautivo que les indicara el camino hasta su casa y así llegaron hasta Los Nogales y Los Olmos, distante a pocas cuadras del corralón, donde estaba otro de los hijos del comerciante, de 26 años, detallaron los voceros.

De acuerdo a lo que relataron las víctimas a la policía, los delincuentes querían ver al padre de los jóvenes, y cómo éstos les explicaron que estaba de vacaciones en la costa atlántica, decidieron robar algunos electrodomésticos y otros valores de la vivienda familiar.

Los ladrones cargaron los artículos robados en el Peugeot 206 y se llevaron cautivos a los dos hermanos y a la empleada rumbo a una casaquinta que es la que ahora la policía está tratando de ubicar.

A su vez trascendió que la banda se movilizaba en un segundo auto. Se trata de un Citröen Picasso que más tarde apareció incendiado en la zona de Del Viso. Mientras que hasta el momento el Audi negro no había podido ser ubicado.

 

Breve cautiverio

Una vez allí en la casaquina, los delincuentes ingresaron a los cautivos al living, los sentaron en un sillón y comenzaron a interrogarlos para que revelaran dónde estaban guardados los 500 mil pesos cobrados por su padre por una operación de venta de materiales de construcción que, supuestamente, se había realizado.

El joven que trabaja en el corralón les explicó que si bien era cierto que la operación se había efectivizado, la empresa compradora retiró casi toda la mercadería, anticipó algo de dinero pero nunca pagó la mayor parte, razón por la cual su padre había iniciado acciones legales.

Luego de alrededor de una hora y media de mantener a las víctimas cautivas en esa quinta, los delincuentes creyeron la versión del joven y decidieron liberarlos a todos.

A bordo del Audi, la banda trasladó a los cautivos hacia el límite entre presidente Derqui y el partido de José C. Paz, donde los liberó ilesos cerca de las 22 de la noche del martes, unas tres horas después de la captura.

Poco después, efectivos de la Jefatura Departamental Pilar que habían sido alertados de lo sucedido por los empleados del corralón y que realizaban desde hacía más de una hora un rastrillaje en la zona, hallaron el auto Peugeot del joven abandonado en la localidad de Del Viso.

Ayer, la policía intentaba localizar la quinta donde los damnificados estuvieron cautivos en base a algunos datos aportados por éstos, con el fin de identificar a la banda.

Si bien los captores no les permitieron a los rehenes ver ni el camino ni el ingreso a la casaquinta adonde los trasladaron, sí pudieron identificar algunos comercios en el trayecto, por lo que los investigadores trabajaban en un radio aproximado en el que se encontraría la vivienda. No se descarta que estuviera fuera de los límites de la localidad.

Los rehenes estuvieron vendados y maniatados por más de una hora, hasta que fueron nuevamente subidos a los automóviles para salir raudamente hacía otro lugar no especificado. Finalmente fueron liberados.

Son intensas las investigaciones llevadas a cabo por la policía pilarense a fin de esclarecer el hecho de manera concreta y efectiva. Para eso ya cuenta con importantes elementos probatorios que se incluirán en la causa a fin de lograr la identificación y la detención de la banda.

 

 

Cliente
Entre la gran cantidad de clientes que tiene el corralón "Los Primos" aparece un nombre conocido. Se trata de Sergio Schoklender quien tiene un emprendimiento inmobiliario en la zona y sería habitual comprador en el corralón asaltado en La Lonja.

Comentarios