Buscan prevenir ahogamientos y otros accidentes en piletas

La Dirección de Deportes difunde un boletín electrónico informativo. Sin supervisión, una tragedia puede ocurrir en un puñado de minutos.
miércoles, 11 de enero de 2012 · 00:00

Con el objetivo de prevenir accidentes graves en piletas particulares –hechos que suceden lamentablemente con frecuencia en cada verano- desde la Dirección de Deportes del Municipio han elaborado un boletín electrónico informativo, para distribuirlo a barrios cerrados y vecinos que lo requieran.

“Los niños se sienten naturalmente atraídos por el agua –explican en la entidad-. Cada verano, muchos niños y adolescentes mueren o sufren severas lesiones neurológicas por accidentes que son evitables. El ahogamiento por inmersión -agregan- es un accidente grave y, lamentablemente, relativamente frecuente durante los meses de verano”.

En este sentido, son los niños menores de 5 años quienes tienen mayor riesgo de padecerlo, incluso en piletas pequeñas y con pocos centímetros de agua.

“El ahogamiento es un evento en silencio –afirman-. Los niños rara vez gritan en voz alta o salpican para pedir ayuda. La inmersión puede ocurrir en menos de 10 segundos, y la pérdida del conocimiento ocurre en 2 minutos”. A su vez, el daño cerebral permanente en algunos casos tarda sólo ente 4 y 6 minutos. “Sólo se necesitan dos minutos y unos pocos centímetros de agua para que se ahogue un niño. Por eso es importante que los padres se den cuenta de que las piscinas portátiles son tan peligrosas como las piscinas a nivel de la tierra”.

En este sentido, la recuperación cuando se rescata a un niño ahogado depende sobremanera de la resucitación cardiopulmonar que se aplique en ese momento. Por esto, “es necesario comenzar a tomar conciencia de la importancia de realizar cursos de capacitación en RCP, debemos comprender que en ocasiones estas maniobras marcan la diferencia entre la vida y la muerte”.

Prevención

Como medidas de prevención de accidentes o bien para minimizar sus riesgos, desde la Dirección de Deportes indican que los niños deben encontrarse siempre bajo la supervisión constante de un adulto: “según los investigadores, lo más efectivo es poner en práctica niveles múltiples de supervisión para evitar un ahogamiento”.

Además, entre otros consejos, se encuentra el de enseñarles los hábitos de adaptación al agua en temprana edad, pero “esto no significa que los podemos dejar solos en el agua, enséñeles reglas claras de seguridad”.

Por otra parte, el informe también explica cómo deben encontrarse las piletas, por ejemplo “con un cerco perimetral (360°), de un diseño seguro, con barrotes verticales separados no menos de 10cm, altura mínima 1,30mts, con un diseño que no permita el escalamiento”. Además, se aconseja no dejar mesas, sillas o reposeras próximas al cerco, que faciliten su escalamiento por niños pequeños.

Además, aseguran que las piletas de lona o inflables “guardan los mismos riesgos que una convencional”, por lo que es necesario seguir las mismas reglas generales de prevención. “Las últimas estadísticas mundiales son estremecedoras, y muchos padres no son conscientes del peligro que estas representan sin supervisión adecuada, siendo común encontrarlas permanentemente con agua y sin cerco”.

De utilidad

Para recibir el boletín informativo completo, es necesario enviar un correo electrónico a supervisornatatoriospilar@speedy.com.ar y solicitarlo.

Comentarios