Crimen de García Belsunce: el fallo del juicio por encubrimiento se conocerá el 4 de noviembre

Los tres familiares de María Marta García Belsunce juzgados por el encubrimiento del crimen de la socióloga clamaron su inocencia y pidieron que se encuentre al verdadero asesino, al pronunciar sus últimas palabras ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de San Isidro que dará a conocer el veredicto el próximo 4 de noviembre.
miércoles, 28 de septiembre de 2011 · 00:00
Tras más de cuatro meses de debate, el juicio García Belsunce II llegó hoy a su fin con una jornada que se inició con las réplicas de los alegatos de cada una de las partes y culminó por la tarde con los últimos dichos los seis imputados ante el tribunal.

El hermano Horacio García Belsunce (h), el hermanastro John Hurtig y el cuñado Guillermo Bártoli coincidieron en pedirle a los jueces que "reencaucen" el expediente para encontrar al verdadero asesino de María Marta y reiteraron que también es inocente el viudo Carlos Carrascosa, preso desde 2009 como autor del homicidio de su esposa por un fallo de la Casación que aún no está firme.

El primero de los familiares en sentarse frente a los jueces María Elena Márquez, Alberto Ortolani y Ariel Introzzi Truglia, fue Hurtig.

"Estos nueve años fueron una pesadilla para nosotros. Soy inocente. Jamás encubrí un hecho delictivo", comenzó el medio hermano de María Marta que enfrenta un pedido de cinco años de prisión por parte de la fiscalía.

"Siempre busqué la verdad y fui a todas las fiscalías para colaborar. Primero a la de (Diego) Molina Pico y estuve entre cinco y nueve horas metiendo la mano en el excremento", dijo para recordar que colaboró con ese fiscal cuando él encontró en el pozo ciego de la casa de su hermana la "bala-pituto" que había arrojado al inodoro y por lo que terminó acusado de encubrimiento.

"Hay tres ADN que nunca se investigaron", exclamó el más vehemente de los imputados en referencia a las manchas de sangre de dos hombres y una mujer que quedaron en la casa de su hermana.

"Yo les ruego encarecidamente y los miro a los ojos. Está en ustedes encarrilar esta investigación. Ustedes pueden hacerlo.

Tengo que demostrarle a mis hijos que estos nueve años no fueron en vano y que hay Justicia", agregó el acusado.

Con frases más concisas y que parecían más preparadas, Horacio García Belsunce (h) se sentó frente al tribunal y comenzó diciendo: "Señores jueces. Hace casi nueve años que mataron a María Marta. Hace casi nueve años que una instrucción irresponsable me corrió de mi rol de colaborador en la búsqueda de la verdad, al de encubridor de la muerte de mi hermana".

"Hace casi nueve años que espero que el Ministerio Público Fiscal investigue. Hace casi nueve años que mi mujer, mis hijos y mis nietas conviven con esta pesadilla", agregó el abogado, periodista y ahora remisero para quien la fiscalía pidió seis años de cárcel.

"Hace casi nueve años que María Marta no puede descansar en paz. Hace más de dos años que tengo que convivir con el dolor de ver a mi cuñado Carlos Carrascosa preso injustamente", afirmó.

Por último, García Belsunce (h) miró fijamente a los jueces y les dijo: "Hace meses que le pido a Dios que los ilumine para que puedan encontrar la verdad y hacer Justicia. Soy absolutamente inocente de este delito que se me imputa".

Bártoli, el que más improvisó, comenzó diciendo: "No les quiero pedir clemencia porque soy inocente y toda la vida me enseñaron a decir la verdad".

"Tengo la confianza y la fe de que Dios los ilumine. No me sirve que en vez de seis años (de cárcel) me den cinco, cuatro o dos meses en suspenso. Soy inocente", recalcó para luego afirmar que "volvería a hacer todo" lo que lo llevó a estar imputado porque nunca tuvo la intención de encubrir nada.

Al igual que los otros dos familiares imputados, Bártoli le dijo a los jueces que "tienen la oportunidad histórica para reencauzar la investigación para llegar a la verdad".

"Hay un inocente preso que es Carlos Carrascosa. Ustedes pueden averiguar quién es el verdadero asesino. María Marta se lo merece. Se los pido por favor, para que mis hijos puedan volver a confiar en la Justicia", subrayó Bártoli, quien finalmente aseguró poder "mirar a los ojos" a sus hijos porque ellos saben de su inocencia.

La primera en pronunciar sus últimas palabras fue la masajista Beatriz Michelini, quien finalmente no fue acusada por la fiscalía y por ello será absuelta, quien fue muy breve.

"Quería agradecerles que me hayan dejado decir toda mi vivencia. Gracias por haberme dejado expresarme", señaló.

El médico Juan Ramón Gauvry Gordon, para quien también se pidió una pena de seis años de prisión, dijo que más allá del veredicto iba a "respetar a rajatabla" la decisión del tribunal y luego aseveró que es inocente.

"Quiero que sepan que yo nunca encubrí un delito ni a nadie que los haya cometido. Siempre vine con la verdad", afirmó Gauvry Gordon para finalmente señalar que quería "limpiar" su apellido.

El único de los seis imputados que no quiso hacer uso de las últimas palabras fue el vecino Sergio Binello a quien por primera vez se le escuchó la voz en el juicio cuando se paró y dijo: "Yo no voy a hablar. Mis abogados han hablado por mí".

Tras las últimas palabras, se dio por cerrado el debate y la presidenta del tribunal, la jueza Márquez anunció que por lo voluminoso de la causa y lo extenso que había sido el juicio, el veredicto recién se dará a conocer el próximo 4 de noviembre a las 13, algo que no presentó oposición de ninguna de las partes.

Su colega Ortolani agregó que "las partes y los imputados se merecen una resolución como corresponde" y que un fallo a los cinco días de los alegatos, como marca el Código Procesal, "sería una falta de respeto".

Comentarios