Exhumaron el cuerpo de Carla en busca de rastros de sus asesinos

Pretendían determinar si en la dentadura de la víctima había elementos compatibles con la mordedura que presentaba un imputado. Al parecer, la pericia no arrojó resultados definitorios.

jueves, 15 de septiembre de 2011 · 00:00

 

Carla Milens tenía 19 años. Su familia sigue esperando justicia.

 

A más de 3 meses del horrendo crimen de la joven de 19 años Carla Milens, ocurrido el 12 de junio pasado en una obra en construcción del barrio El Manantial, la Justicia ordenó la exhumación del cuerpo de la víctima en busca de rastros que puedan servir para dar con la identidad de los asesinos y poder esclarecer así el trágico hecho.

De los restos de la adolescente asesinada, los peritos extrajeron impresiones dentarias para ser cotejadas con los análisis realizados sobre una mordedura que presentaba uno de los tres imputados en la causa que permanecen libres luego de haber estado detenidos durante algunos días tras el crimen.

La exhumación del cuerpo se llevó a cabo el pasado 24 de agosto y, luego de conocerse los resultados, allegados a la víctima aseguraron que la pericia no permite arribar a una “conclusión definitoria” sobre la hipótesis que había sido planteada acerca de la mordedura que podría haber sido efectuada por la víctima como un modo de defensa frente a sus asesinos. Los restos de la joven que fueron inhumados se encontraban depositados en el Cementerio Municipal de Pilar.

Además, en los últimos días volvió a trascender que existe descontento entre los vecinos del barrio El Manantial por el hecho de que los tres imputados en el caso permanecen libres y circulan impunemente por el barrio.

Por otro lado, los mismos frentistas también mostraron su desconformidad debido a que, tras el crimen de su hija, el intendente Humberto Zúccaro había prometido trabajar para mejorar la seguridad en el barrio El Manantial, promesa que –aseguraron- hasta ahora no fue cumplida.

 

Impunidad

Más de tres meses transcurrieron desde el asesinato de Carla Milens, uno de los crímenes más resonantes que tuvo lugar en Pilar en los últimos tiempos. La joven de 19 años fue asesinada a golpes e incinerada el 12 de junio en una construcción abandonada el barrio El Manantial en el kilómetro 57 de la ruta 8.

Desde entonces, pocos avances hubo en la investigación y las principales pistas se habrían desvanecido con el correr de los días. En la actualidad no hay detenidos por el caso, luego de que los tres sospechosos que habían sido apresados el 15 de junio recuperaran su libertad a mediados de julio.

Se trata de tres jóvenes: uno mayor de 20 años llamado Ricardo Rocha, su hermano de 17 y un amigo de la misma edad del menor, quienes fueron detenidos por el asesinato a raíz de una serie de pruebas que los comprometían.

Milens fue asesinada en la mañana del domingo 12 de junio, cuando regresaba a su casa tras concluir su jornada laboral en el bingo del Kilómetro 50 de la Panamericana.

Desde la casa de juegos a las 6 de la mañana abordó junto a sus compañeros, entre los que se encontraba su novio, una combi que la depositó en el centro de Pilar. Desde allí, se dirigió a la casa de su pareja donde habrían permanecido hasta pasadas las 7, cuando el joven –según su testimonio- la acompañó a tomar un colectivo que la llevó hasta el barrio El Manantial.

Allí se cree que habría sido abordada por al menos dos jóvenes que contra su voluntad la llevaron hacia un descampado conocido como “el parque de los japoneses” y en una construcción abandonada del predio fue asesinada a golpes con un pedazo de mampostería. Posteriormente, el cuerpo fue incinerado.

Así fue encontrada por su hermano y otros familiares cerca de las 10.30 de la mañana. Según las pericias, el asesinato se habría producido entre las 8 y las 9.

Comentarios