La confirmación del crimen, en la autopsia

jueves, 4 de agosto de 2011 · 00:00

 

Otro de los médicos forenses que practicó la autopsia e María Marta García Belsunce aseguró ayer que recién confirmaron que a la víctima la habían asesinado a balazos  cuando abrieron el cráneo y encontraron cinco proyectiles que le habían disparado para asesinarla.

Se trata del médico legista Alejandro Flores, de la Policía  Científica bonaerense, quien junto al forense Héctor Moreira -quien ya declaró en el juicio en una jornada anterior-, realizó la autopsia de la víctima el 2 de diciembre de 2002, es decir, 34 días después de crimen.

El testigo fue aprovechado por el defensor de Guillermo  Bártoli, Alejandro Novak, quien al momento de su interrogatorio le preguntó: «¿Cuándo se dieron cuenta de que las lesiones que presentaba en la cabeza era provocadas por un arma de fuego?».

«Cuando abrimos la cabeza y la masa encefálica licuada por la putrefacción fue tamizada. Ahí quedaron los cinco proyectiles», respondió Flores.

Novak también le preguntó si en algún momento de la autopsia se pensó que las heridas punzoperforantes podrían haber sido provocadas por otro elemento y Flores, sin mencionar las canillas de la bañera, contestó: «Era una posibilidad».

Para las defensas este testimonio es importante para  demostrar que si un forense recién se dio cuenta del crimen a balazos cuando abrieron el cráneo y encontraron las balas, los familiares pudieron confundir las lesiones con un golpe contra la grifería.

Flores dejó en claro -como ya lo hicieron otros peritos e  investigadores-, que el problema de este caso es que no hubo relevamiento de la escena del crimen.

 

 

La jornada de hoy
El jefe policial que realizó las primeras diligencias de la causa por el crimen de María Marta García Belsunce será el testigo central de la jornada de hoy en el juicio por el encubrimiento del caso.

Se trata del comisario mayor Ángel Becerra, actual jefe de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín, quien en aquel momento, en 2002, era el subcomisario a cargo de Sub DDI de Pilar.

Los otros tres testigos de la jornada son amigos del imputado John Hurtig propuestos por su defensor, Marcelo Riguera. Se trata de Javier Niklison, Naldo Dasso y Pablo Bilbao.

Comentarios