Dos policías heridos al ser atacados por jóvenes en el corredor nocturno

Un grupo de siete fueron echados de un local y comenzaron a arrojar piedras. Agredieron a los efectivos cuando intentaron detenerlos. Una mujer de la fuerza está internada y su compañero sufrió una fisura en la muñeca.

martes, 30 de agosto de 2011 · 00:00

 

Los agresores habían sido expulsados del boliche Pool Eros. 

 

A consecuencia de una intervención policial para controlar a una “patota” en el corredor nocturno, dos policías recibieron heridas de consideración. Un oficial principal tiene una fisura en un brazo y una oficial femenina sufrió diferentes golpes y excoriaciones por lo cual, hasta el cierre de la presente edición permanecía internada en un hospital capitalino. Las heridas las sufrió tratando de evitar que le arrebataran su arma reglamentaria.

Las fuentes de la policía manifestaron que el hecho se desencadenó minutos después de las 3.30 del domingo, cuando una “patota” integrada por siete jóvenes, entre ellos una mujer -todos entre 18 y 25 años de edad- fueron sacados por patovicas del interior del boliche Eros, por conducta violenta y amparándose en el derecho de admisión del referido lugar.

En desacuerdo con esa decisión, el grupo de jóvenes arremetió violentamente contra la puerta principal del salón bailable a patadas y golpes y arrojando piedras.

De inmediato, efectivos policiales de la Comisaría 1ª de Pilar, del Servicio de Apoyo Policial (SAP) y de la Patrulla Comunitaria que estaban apostados en las inmediaciones con el fin de brindar seguridad en ese corredor, actuaron en consecuencia y trataron de persuadir a los jóvenes alterados para que se tranquilizaran.

Pero la respuesta de parte de la “patota” fue inmediata, ya que los efectivos fueron atacados a piedrazos y con elementos contundentes, entre ellos, pedazos de botellas rotas.

En un determinado momento de la escaramuza, entre el ataque de los violentos y los intentos de los efectivos de seguridad por controlar la situación, una oficial de policía de 24 años afectada a la comisaría local, fue derribada al piso, golpeada salvajemente con patadas por los agresores, en un claro intento de arrebatarle su arma reglamentaria, cosa que finalmente no lograron.

Una vez consumado el ataque, los “patoteros” se desbandaron rápidamente y sólo uno de ellos alcanzó a ser  detenido. Se trata de un sujeto de 21 años, con domicilio en Los Alelíes y Las Hortensias del barrio Los Cachorros de Del Viso.

Producto de ese descontrol, un oficial principal de la dependencia céntrica, sufrió una importante fisura en su muñeca izquierda por lo cuál los facultativos debieron aplicarle un yeso.

En cuanto a su compañera, se encuentra internada en el Hospital Universitario de la Capital Federal, con politraumatismos varios, múltiples excoriaciones, golpes y hematomas en diferentes partes de su cuerpo, producto de la agresión que sufrió por parte los violentos jóvenes.

El ahora detenido ya cuenta con antecedentes por violencia y agresión en la vía pública contra dos jóvenes, esto sucedió el pasado 8 de noviembre del año pasado en jurisdicción de la Comisaría 7ª de Del Viso. Interviene en ésta causa, la UFI Nº 1 de Pilar a cargo de Marcos Petersen Victorica.

Comentarios