Violento asalto contra una familia en el barrio Monterrey

Ocurrió el martes, después de las 11 de la noche. Actuaron al menos cuatro delincuentes, que ataron a una mujer y a sus hijos. La policía investiga si fue un robo al boleo o tenía intención de venganza.

jueves, 25 de agosto de 2011 · 00:00

 

Los efectivos del destacamento Monterrey analizan las pistas de los sospechosos.

 

Una banda de delincuentes asaltó una vivienda en la localidad de Presidente Derqui, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió en la noche del martes, cuando después de reducir a todos los integrantes de la familia que se encontraban en ese momento en el lugar, los delincuentes se alzaron con dinero y otros efectos, dándose a la fuga con rumbo incierto.

La policía investiga el motivo del asalto, ya que no se tiene bien en claro las intenciones de los delincuentes, debido a que la propiedad es de condición humilde. Sobre todo, genera dudas la violencia con que llegaron y revolvieron todo, preguntando por el morador que en ese momento no se hallaba presente.

Voceros policiales confirmaron el hecho que ocurrió pasadas las 23 del martes, cuando al menos cuatro delincuentes fuertemente armados llegaron hasta una vivienda ubicada en la intersección de la calles Entre Ríos y Corrientes, del barrio Monterrey.

Allí, redujeron a los integrantes de la familia, una mujer de 37 años y sus hijos de 16; 17; 20 y 21. Los asaltantes, mientras revolvían todo con violencia y amenazaban de muerte a la familia que estaba reducida, atada de manos y tirada en el piso, preguntaban insistentemente por el jefe de familia. Se trata de un hombre de 40 años que casualmente no se encontraba en el lugar.

Un vez que no les quedó lugar para revisar, buscando algo que aparentemente no encontraron, se alzaron con la suma de 700 pesos y un celular de la mujer, dándose a la fuga rápidamente con rumbo desconocido.

 

Dudas

Según los investigadores, el referido asalto tiene circunstancias no muy claras, ya que si bien en el lugar la familia asaltada posee un pequeño quiosco, la vivienda es una precaria casilla de madera.

De cualquier manera la policía continúa investigando a fin de dar con los delincuentes y desentrañar el motivo del robo, y confirmar si fue un asalto al boleo, si se trató de una intimidación para algunos de los integrantes de la familia, una simple venganza o algún ajuste de cuentas.

Interviene en la causa la UFI Nº 1 de Pilar a cargo de Marcos Petersen Victorica.

Comentarios