Un joven de 23 años murió apuñalado durante una pelea

Recibió una herida de arma blanca en el pecho. Falleció antes de llegar al centro de salud. El agresor había estado bebiendo con él. Fue detenido poco después en su casa. Tiene 26 años.

martes, 16 de agosto de 2011 · 00:00

 

La policía traslada a un joven de 26 años que minutos antes apuñaló a su vecino de 23 en una pelea.

 

 

Un joven de 23 años murió como consecuencia de una puñalada en el pecho durante una pelea. Por el hecho, poco después fue detenido el agresor, de 26 años, que resultó ser conocido de la víctima. Es más, junto a un grupo de amigos habían estado bebiendo minutos antes del fatal desenlace.

En ese contexto comenzaron los insultos y los ataques entre ambos, hasta que uno de ellos sacó a relucir una filosa cuchilla y le asestó la mortal puñalada. La víctima falleció camino al centro de salud de Manuel Alberti, donde se produjo el hecho. En tanto el asesino fue detenido por la policía en su propia vivienda, minutos después, cuando preparaba su fuga.

Fuentes policiales confirmaron que el hecho ocurrió minutos antes de las 21 del sábado último, cuando varios individuos se encontraban bebiendo frente a una propiedad ubicada en la intersección de las calles Pailete y Santa Julia, a sólo 150 metros de la Comisaría 4ª.

En determinado momento comenzó una disputa e intercambio de insultos entre dos de los sujetos, para después pasar a las agresiones físicas. A continuación uno de ellos- identificado por la policía como Mauro Ríos de 23 años de edad y domiciliado a varias cuadras del lugar, se retiró de la escena y minutos después regresó a la vivienda en cuestión en compañía de otros individuos, quienes atacaron a pedradas el vehículo -un WV 1500- propiedad de Jorge Gómez de 26 años, con el que había estado bebido y luego  discutido.

Al notar el ataque de su “compañero”, Gómez salió de la propiedad para incriminar a Ríos y pedirle explicación por su proceder. Es ahí cuando este último sujeto, le aplicó un certero golpe de puño a su oponente, haciéndolo trastabillar y caer pesadamente al piso. Pero al levantarse Gómez, ya lo hizo con una filosa cuchilla de cocina en su mano, la cual la llevaba en la cintura y sin mediar palabra alguna asestó a su oponente una puñalada mortal en medio del pecho, para luego ingresar nuevamente a su domicilio. Allegados y familiares del herido que fueron avisados oportunamente, lo llevaron hasta el centro de salud local, distante a unos cien metros, pero la herida había sido de tal magnitud, que el joven llegó sin vida.

De manera inmediata, el propio titular de la seccional 4ª, sub comisario Carlos Alberto Cano, con apoyo del jefe del Gabinete de Criminológico de la misma dependencia, oficial principal Juan Peralta, llegaron hasta el domicilio donde ocurrió el sangriento hecho y lograron la detención del homicida, en el preciso momento que ya intentaba darse a la fuga. El acusado fue llevado a la comisaría y encerrado en un calabozo hasta su declaración testimonial ante la fiscalía interviniente.

El comisario Cano manifestó a El Diario Regional de Pilar (único medio presente en el lugar minutos después de sucedido el hecho) que “el homicidio ya se encuentra esclarecido. El atacante fue identificado y detenido. Se secuestró el arma empleada y la causa cuenta con cuatro testigos presenciales del momento del ataque, por lo que el sujeto aprehendido quedó imputado por homicidio”.

Las mismas fuentes informativas aseguraron que la víctima contaba con antecedentes penales. El hecho recayó en la órbita de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 de Pilar a cargo de Cecilia Chaieb.

Comentarios