Violento asalto y tiroteo en el Km. 50: Un policía y un ladrón heridos

Un grupo comando asaltó un comercio del Km. 50 esta mañana. Un policía recibió un balazo en la oreja y un delincuente recibió entre dos y cuatro balazos. Están internados en el Sanguinetti.
viernes, 29 de julio de 2011 · 00:00

Como consecuencia de un violento asalto en el KM. 50 que finalizó con un tiroteo, un policía y un ladrón resultaron heridos. El uniformado recibió un disparo en una oreja, mientras que el ladrón recibió entre dos y cuatro balazos. Ambos fueron trasladados al hospital Sanguinetti.

El hecho comenzó este mediodía en el kilómetro 50 de la colectora de la Panamericana, en Pilar, y explicaron que en poder del delincuente herido se secuestró un fusil FAL, como así también otras dos pistolas calibre 9 milímetros y una ametralladora adentro de una camioneta robada. En tanto, un efectivo que participó de la persecución y tiroteo se salvó milagrosamente al recibir el roce de una bala en la oreja.

Según las fuentes, todo comenzó cuando personal policial que se movilizaba en un patrullero observó detenida en la colectora de la ruta Panamericana, frente al Hotel Sheraton de Pilar, una camioneta Volskwagen Amarok color gris con un hombre parado sobre un lateral con los brazos en alto.

Los policías observaron que dentro de la camioneta se hallaban varios hombres, por lo que sospecharon que se trataba de un asalto y se dirigieron al lugar. Al acercarse, los delincuentes aceleraron la marcha de la camioneta y huyeron a toda velocidad, por lo que comenzó una persecución que se extendió hasta el cruce de Saraví y Chaña, en la localidad de La Lonja, donde detienen su marcha.

“Uno de los delincuentes bajó con un FAL y comenzó a disparar contra los policías y se inició un intenso tiroteo en el cual resultó herido el asaltante con un disparo en un hombro y otro en el pómulo”, dijo un vocero policial.

Como consecuencia del enfrentamiento, un efectivo policial recibió el roce de una bala en la oreja, mientras que el resto de los ladrones lograron escapar por un predio que pasa por detrás del cementerio privado Memorial.

En el lugar, la policía secuestró la camioneta Amarok que, si bien tenía una patente adulterada, presentaba un pedido de secuestro por haber sido robada el 21 de julio último en la ciudad bonaerense de Baradero.

Dentro de la camioneta, los delincuentes dejaron abandonada dos pistolas calibre 9 milímetros y una ametralladora, como así también una saca con una suma de dinero aún no determinada que habían robado momentos antes.

El hombre que mantenían amenazado en la colectora de la Panamericana frente al Sheraton era un custodio de una importante cadena de pinturerías que llevaba una suma de dinero a una institución bancaria de la zona.

Las fuentes dijeron que se trata de un empleado de seguridad de la empresa Asiprof, que presta servicios a la cadena de pinturerías Rex.

 

 

 

 

Comentarios