El joven detenido había caído con 26 kilos de drogas

miércoles, 13 de julio de 2011 · 00:00

 

La mochila en la que el ahora detenido por el crimen transportaba la droga.

 

 

Ezequiel Leandro Oliva, detenido ahora por el crimen de Yanina Lovera, fue apresado un día antes del hallazgo del cuerpo en la terminal de Rosario, con 25,8 kilos de cocaína en su poder. Tenía como destino la ciudad de Córdoba y hasta entonces no contaba con antecedentes policiales.

El joven se encontraba en el bar central alrededor de las 19.15 cuando “la sección Perros de Rosario se dirigió a él y empezó a olfatear y a morder la mochila”, informaron fuentes policiales de aquella provincia.

Allí se detectó que en la misma llevaba 25,8 kilos de cocaína, en 26 panes. Además de la mochila se secuestró una valija. En medio del equipaje el joven llevaba entre ropa y dinero un total de 26 panes de cocaína.

La policía calificó el operativo de narcotráfico como el más importante realizado hasta el momento en la Terminal de Ómnibus de la ciudad santafesina.

El jefe de la Dirección General de Prevención de Adicciones (ex Drogas), Gustavo Spoletti, expresó que alrededor de las 19 de aquel lunes y en una recorrida de rutina con dos uniformados, perros especiales y personal de civil “se detectó a este joven que en dos equipajes llevaba la cocaína”. La droga incautada fue valuada en un monto que ronda el millón seiscientos mil pesos, según los costos usualmente manejados en las calles.

De acuerdo a lo que contaron testigos del procedimiento, un policía uniformado pasó con el perro ovejero alemán por las mesas del bar central de la estación y el animal mordió una de las mochilas. Este dato fue corroborado por la policía. En el acto se puso en marcha el operativo: los policías de civil rodearon al muchacho, que no ofreció resistencia, secuestraron la cocaína y detuvieron al joven.

Comentarios