Paró para ayudar a una pareja y lo terminaron secuestrando

Un hombre y una mujer le pidieron auxilio porque se habían quedado con el auto. Sin embargo, lo llevaron a un cajero del centro, lo obligaron a sacar el dinero y se apoderaron de su camioneta.

martes, 12 de julio de 2011 · 00:00

 

El hecho ocurrió sobre la autopista Pilar-Pergamino, a la altura de Fátima.

 

Un hombre fue interceptado al costado de la Autopista Pilar-Pergamino, a la altura de la localidad de Fátima. La víctima quiso “ayudar” a una pareja, cuando detuvo su automóvil, lo amenazaron de muerte y lo llevaron  hasta un banco céntrico de la ciudad de Pilar, donde lo obligaron a extraer una cierta suma de dinero. Su vehículo apareció abandonado en una estación de servicio ubicada a la altura del kilómetro 53 de la ruta 8.

Fuentes de la policía de la Provincia de Buenos Aires confirmaron el hecho que comenzó a las 22.20 del domingo último. Un hombre de 42 años de edad viajaba a bordo de su Toyota Hilux de color negra. Lo hacía por la colectora Este de la referida autopista con dirección a provincia. Al llegar al acceso principal a la localidad de Fátima, un hombre y una mujer- ambos de unos 35 años- le habrían hecho señas con claras evidencias de solicitarle ayuda.

De hecho, la propia víctima se detuvo a consecuencia que en el citado lugar se encontraba estacionado -con el capó levantado- un Renault Clio de color gris. Al detenerse, el conductor fue abordado por la pareja, quien le solicitó si podía “alcanzarlos” hasta unos kilómetros más adelante, hasta el domicilio de unos familiares, ya que su automóvil habrá sufrido una avería.

El conductor de la Toyota, tratando de solidarizarse con ellos, los asistió y accedió a su petición. Habrían recorrido unos 200 metros cuando salieron a relucir las verdaderas intenciones de la pareja. Mediante armas de fuego amenazaron de muerte al “solidario” automovilista, lo redujeron pasándolo al asiento posterior de la camioneta y conduciéndolo hasta la zona céntrica de Pilar, más precisamente al banco Galicia, ubicado sobre la calle Lorenzo López a metros de Rivadavia.

Una vez allí, siempre bajo amenazas de muerte, lo obligaron a descender y entrar en el respectivo cajero automático en compañía de uno de los delincuentes y extraer una suma aproximada a los 2.000 pesos. Apenas les entregó el dinero, le “sugirieron” que siga caminando con dirección a la calle Ituzaingó, sin darse vuelta.

En tanto, la pareja de delincuentes se dio a la fuga con rumbo desconocido, aunque media horas después la camioneta Hilux de las víctimas, apareció abandonada en la playa de estacionamiento de una estación de servicio ubicada en la intersección de la ruta 8 y Guido.

 

Ocultamiento

En la mañana de ayer El Diario se comunicó con personal jerárquico del destacamento de Fátima, y si bien desde ese lugar no desmintieron el hecho, aseguraron que “no pertenecía a su jurisdicción”, tratando de minimizar u ocultar el alevoso asalto a mano armada.

Comentarios