Para Carrascosa, “quiere embarrar la cancha”

jueves, 9 de junio de 2011 · 00:00

 

Bártoli dijo que temió quedar detenido durante la audiencia de ayer.

 

Carlos Carrascosa aseguró hoy que lo que declaró la masajista Beatriz Michelini “es totalmente falso”, en relación a que no es su voz la que se escucha por detrás cuando éste llamó a un médico para que asistiera a su esposa, María Marta García Belsunce, tras hallarla tirada en el baño.

“Ella fue la que me dijo ‘llame a un médico’ y yo como que en ese momento la obedecí”, sostuvo Carrascosa a C5N en una comunicación telefónica desde la unidad 41 de Campana, donde está detenido como autor del homicidio, y dijo que no entiende “esta necesidad de embarrar la cancha”.

Luego de conocer lo declarado por Michelini en el juicio oral y público que se realiza por el encubrimiento del crimen, Carrascosa dio su versión de lo ocurrido la tarde del 27 de octubre de 2002 en su casa del country Carmel de Pilar.

“Ella entró a la guardia antes de las 19, que está registrada  la llamada, no estuvo esperando adentro. Normalmente la costumbre del country es que cuando llegás antes, esperás afuera”, explicó Carrascosa.

El viudo dijo que «seguramente va a haber algún vigilador que diga que la vio adentro, pero no estuvo adentro».

Carrascosa salió a hacer esta aclaración porque un peritaje  de Gendarmería determinó que mientras él llamaba a las 19.07 a la empresa OSDE, detrás suyo se escuchan la voz de su cuñado, Guillermo Bártoli, y la de una mujer que para la fiscalía es Irene Hurtig.

La hipótesis de los fiscales es que el crimen lo cometieron  los tres y por eso volvieron a acusar a Bártoli del homicidio y antes del juicio pidieron la detención de Irene, lo cual fue rechazado.

“Michelini llegó a mi casa rápidamente, como dice ella, me asomé por la ventana y le pedí que subiera. Yo estaba medio como quedado ahí, ella me dijo ‘llamá a Bártoli’, yo instintivamente llamé a Bártoli no sé por qué, porque lo lógico era llamar a un médico”, dijo el viudo.

Según Carrascosa, luego Michelini le dijo: “‘Llame a OSDE’, con una voz imperativa porque me vio a mí que estaba parado ahí sin saber qué hacer”.

“Llamé inmediatamente a OSDE y la voz que se escucha atrás del pedido mío a OSDE es Guillermo Bártoli que está gritando ‘Vamos negra, vamos negra’ y la voz de Michelini como sollozando”, sostuvo el viudo.

“No hay ninguna chance de que se haya producido antes. Ella fue la que me dijo ‘llame a un médico’ y yo como que en ese momento la obedecí”, aseguró el imputado.

Sobre el momento en que encontró muerta a su esposa, el viudo dijo que él estaba “como un ente”. “Te quedás helado cuando ves una cosa así, es una reacción humana, unos lloran, otros gritan, otros nos quedamos helados”, indicó.

“Me extraña mucho que una persona que realmente tiene una acusación (por la) que seguramente el tribunal la va a absolver, ¿por qué necesita embarrar la cancha?”, se preguntó el viudo.

Y agregó: “Porque en definitiva, ella lo único que hizo fue lo que humanamente hubiera hecho cualquier persona, que es asistir a cualquier persona que está mal y después cuando los médicos le ordenan hacer una cosa como limpiar, lo hace”. 

 

“Pensé que me iban a detener”

Guillermo Bártoli aseguró ayer que lo sorprendió el nuevo pedido de los fiscales para que se amplíe la acusación en su contra por el homicidio de su cuñada María Marta García Belsunce y dijo que pensó que lo iban a detener.

“Estoy sorprendido. Si fuera por los fiscales, me tendrían  que quemar en una plaza pública. Me siento hostigado y no entiendo el planteo de los fiscales, porque no existió ninguna prueba nueva. Pensé que me iban a detener, pero gracias a Dios estoy con un tribunal serio que ofrece todas las garantías”, dijo Bártoli a Télam.

Comentarios