Una veintena de testigos hablarán en el juicio por el crimen de Sonia Colman

El Tribunal aceptó ese pedido de la familia de la víctima. Pero no le concedió una sala de grandes dimensiones. Comenzará el 30 de agosto.
miércoles, 8 de junio de 2011 · 00:00

Confirmada la fecha del juicio por el crimen de Sonia Colman, que comenzará el próximo 30 de agosto -tal como adelantó la semana pasada www.pilaradiario.com, paulatinamente comienzan a conocerse algunos detalles acerca de cómo será el proceso. Por lo pronto, la familia de la vendedora ambulante ha logrado que se reúna la cantidad de testigos que había pedido.

En las últimas horas, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº3 de San Isidro aceptó el llamado a 21 testigos, dos de ellos presenciales del hecho ocurrido en diciembre de 2007 (ver más adelante).

A su vez, ante el estrado pasarán comerciantes, vecinos de Del Viso, el médico que realizó la autopsia, los peritos policiales, el hombre que recibió cuatro impactos de perdigones en su auto y el instructor de policía de La Plata que, de acuerdo a lo expresado por el viudo Antonio Espasa, “determinó que no se podía disparar con una Itaka en esas circunstancias”. Entre los oradores también va a estar el propio Espasa.

No obstante, otros pedidos no fueron aceptados: el juicio se llevará a cabo en una sala pequeña, y no en un reducto amplio para 150 personas, como se había solicitado. Además, según Espasa, prometieron que podrá ingresar “algún periodista” (sic), aunque no se estipuló cuál será el criterio para habilitar el ingreso de la prensa.

Por otra parte, todavía no se definió cuál será la duración del proceso: mientras la defensa quiere que se desarrolle en apenas una jornada, la acusación pidió al menos tres.

A su vez, se confirmó que la causa llegará a juicio con dos carátulas: “Homicidio simple” -delito que tiene una pena de 8 a 25 años-, y “Homicidio culposo” (con un castigo menor, de 3 meses a 5 años, por lo que es excarcelable). En este sentido, Espasa adelantó que pedirán que se agregue la figura del “Homicidio calificado”, según el viudo “porque al ser policía no podía desconocer que no debía usar el arma en ese momento”. 

Comentarios