Mucama de Bártoli pasa el examen psiquiátrico y será testigo

Sufrió un accidente que le provoca amnesia. Comprometió la coartada de su ex patrón y del viudo Carlos Carrascosa. Dice que aquel domingo, en la casa del cuñado de María Marta, a las 18 ya no había nadie.
martes, 7 de junio de 2011 · 00:00

La mucama de la familia Bártoli, que comprometió la coartada de su ex patrón y del viudo Carlos Carrascosa al afirmar que a las 18 del día del crimen de María Marta García Belsunce en la casa donde ella trabajaba no había nadie, pasó un examen psiquiátrico y podrá seguir declarando como testigo en el juicio.

Se trata de Catalina Vargas, quien -de acuerdo a lo que hoy informó el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de San Isidro- se sometió a una pericia psiquiátrica la semana pasada en la Asesoría Pericial de San Isidro, que llegó a la conclusión de que estaba en condiciones de ser testigo en el juicio.

El testimonio de Vargas había sido objetado por el abogado de Bártoli, Alejandro Novak, quien pidió que no sea tenido en cuenta porque en 2002 había sufrido un accidente al ser atropellada por un auto cuando andaba en bicicleta por Tortuguitas, en el que se golpeó la cabeza y sufría pérdida de memoria.

Si bien el informe ordenado por el tribunal del juicio señala que Vargas tiene alguna “dificultad amnésica”, el perito concluye que sus facultades mentales son las adecuadas para ser testigo.

De todas formas, el tribunal aceptó un pedido de Novak para que se incorpore a “efectus vivendi” la causa de la Justicia de San Martín que se inició cuando Vargas fue víctima de ese accidente, con el fin de que los jueces puedan valorar la calidad del  testimonio de Vargas en función de las consecuencias que le trajeron las lesiones sufridas en ese episodio.

La fiscalía anunció hoy que Vargas será convocada el jueves próximo para que continúe su declaración testimonial en este juicio.

La clave de su versión de los hechos es que ella dice que a las 18 de aquel 27 de octubre de 2002, en la casa de Bártoli no quedaba nadie, cuando tanto su ex patrón como Carrascosa siempre sostuvieron que después del Boca-River se quedaron en esa casa mirando el segundo partido televisado, entre Independiente y Rosario Central.

Comentarios