Cinco nuevos casos de alcoholemia; dos de ellos marcaron un récord

Dos conductores arrojaron diez veces más del límite permitido. Las multas treparían a los 10.000 pesos. En otro caso, el conductor estaba en estado de ebriedad, chocó un poste e intentó escapar.

martes, 7 de junio de 2011 · 00:00

 

El Duna y la Fiorino del récord. La multa costaría 10 mil pesos.

 

La Secretaría de Prevención Ciudadana de la Municipalidad secuestró tres automotores debido a que sus conductores excedieron la ingesta de alcohol permitida. Además, entre el sábado y domingo, se llevó a cabo el habitual recorrido preventivo por posibles picadas en la zona del centro de Pilar y la Panamericana.

Como resultado, se labró un total de 19 actas, y se retuvieron cinco licencias de conducir por alcoholemia positiva con los siguientes resultados: dos casos de 5.000 miligramos de alcohol en sangre, cuando el límite es de 500. Esto configura un nuevo récord, que se suma a otro conductor al que, tiempo atrás, le detectaron los mismos valores.

En otro caso de alcoholemia positiva se detectó a un conductor con 2.080 miligramos de alcohol en sangre con el agravante de que embistió un poste de luz (ver aparte). Los restantes casos arrojaron 1.381 y 840 miligramos. En tanto, se multó a cuatro motociclistas, dos automovilistas y dos conductores de camionetas por infracciones al código de tránsito vigente.

 

Récord

Sin dudas la nota más destacada de los operativos, y a la vez la más preocupante, fueron los casos de los conductores a los que se le detectó 5.000 miligramos, diez veces más del límite permitido. Es la tercera vez que se registra esta marca con el equipo de medición a cargo del área.

De acuerdo a voceros oficiales, el control se realizó durante sábado y domingo entre las 23 y las 2 de la madrugada del día siguiente. “La plaza 12 de Octubre y otros lugares céntricos de Pilar, a determinadas horas de los fines de semana, se transforman en pistas de carreras, y si eso ya es un gran peligro todo se magnifica con personas que manejan bajo un estado de embriaguez que excede cualquier lógica”, comentó a este medio el comisario inspector (RE) Alberto Armanino, nuevo encargado del área de Prevención Ciudadana con asiento en ruta 25 y calle Savio (ver aparte).

Un Fiat Duna y una camioneta Fiat Fiorino fueron incautadas por los funcionarios públicos luego de que quienes las manejaban primero se negaran a someterse al examen de alcoholemia y cuando finalmente se lo hicieron el mismo arrojó el notable resultado de 5.000 miligramos, cuando el máximo permitido por la ley es de 500 para vehículos y de 200 para motocicletas.

A su vez se remitieron los respectivos informes al Tribunal de Faltas donde se estima que para estos casos extremos las multas oscilan entre los 8 mil y los 10 mil pesos. En consecuencia, no se descarta que los propietarios de los automotores secuestrados deban esperar algunos meses para poder reunir esos posibles montos y así luego recuperarlos.

Inclusive se sabe que hay dos automóviles, de modelos
viejos, que literalmente fueron abandonados en el depósito por no poder pagar las multas.

Comentarios