Cae represor sospechado de balear a su propia hija

Se trata de un ex marino acusado de violaciones a los Derechos Humanos en la ESMA. Sería quien atacó a balazos la casa de su propia familia.

sábado, 25 de junio de 2011 · 00:00

 

Frente de la vivienda donde hirieron a Milagros, de 9 años.

 

El suboficial retirado de la Marina Víctor “Lindoro” Olivera, acusado de violaciones a los derechos humanos en la ESMA durante la última dictadura militar y sospechado de haber baleado a su propia hija de 9 años el lunes pasado al atacar presuntamente la casa de su familia en el barrio Vicente López de Pilar, fue detenido el pasado miércoles en el centro de la ciudad.

El ex militar, que permanecía prófugo de la Justicia, fue capturado alrededor de las 21 al 150 de la calle Lorenzo López por personal de la Subdelegación de Investigaciones de Pilar y efectivos de la Policía Federal Argentina.

Cabe destacar que, además de ser buscado por el hecho del que fue víctima la menor, sobre Olivera pesaba un pedido de detención referido a la causa número 14.217/03 caratulada “ESMA s/delito de acción publica” que es tramitada ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 12 a cargo del magistrado Sergio Gabriel Torres.

Fuentes policiales relataron que el miércoles último, cerca de las 21, advirtieron sobre la calle Lorenzo López -a la altura del 150- la presencia de un sujeto de idénticas características a las de Olivera. Por ello, fue interceptado e identificado, tras lo que logró corroborarse que se trataba del represor buscado, de nacionalidad argentina, de 60 años, y domiciliado en Buenos Aires 1818, de Pilar.

También, el marino retirado tiene, desde el pasado 14 de abril, una orden de exclusión del hogar por amenazas contra su familia. Desde ese mismo día, la Justicia ordenó, para seguridad de los moradores de la casa, una consigna efectivizada por un efectivo de la Policía Federal.

En el momento del ataque, el custodio asignado se habría encontrado en un baño ubicado en la parte posterior de la citada vivienda, por el que se accede a través de un pasillo lateral.

 

El ataque

El ataque ocurrió pasadas las 21.30 del lunes en la vivienda ubicada al 1800 de la calle Buenos Aires, entre Antártida Argentina e Islas Malvinas, del barrio Vicente López, de Pilar.

El único balazo registrado atravesó una puerta de aluminio y dio de lleno en el tórax de la pequeña de 9 años de edad, que en ese momento se encontraba realizando sus tareas escolares.

Según contaron a la policía testigos presenciales del hecho, por el lugar pasó un automóvil –se trataría de un Fiat Uno o Duna de color blanco- y, por la fisonomía descripta, los rasgos coincidirían con los del propio Olivera.

La niña, de nombre Milagros, se recupera favorablemente en el hospital Juan Cirilo Sanguinetti de Pilar. Además de la nena baleada, en la casa atacada viven su madre de 45 años y dos hermanas, de 21 y 18 años.

Comentarios