Feroz agresión de una patota contra un joven en Villa Rosa

Cinco sujetos lo atacaron cuando esperaba un colectivo. Sus dos compañeros lograron huir. Todo ocurrió frente a una cámara de seguridad. Pero la ambulancia tardó 20 minutos y la policía, 40.

jueves, 2 de junio de 2011 · 00:00

 

La policía de la Comisaría 6ª de Villa Rosa tardó 4º minutos en acudir.

 

Si bien las cámaras instaladas en distintos puntos del Partido han demostrado ser útiles para esclarecer diferentes actividades ilícitas, en algunos casos no resultan tan eficientes. Así lo demuestra un hecho ocurrido días atrás en la localidad de Villa Rosa, que pasó totalmente desapercibido por los “ojos electrónicos” y también para la policía local que llegó cuarenta minutos después.

El episodio ocurrió frente mismo a la estación ferroviaria de Villa Rosa donde está instalada una de las cámaras de la localidad. De un automóvil descendieron varios sujetos y tomaron a golpes de puño y patadas a tres jóvenes que habían descendido del tren y estaban a la espera de un colectivo.

Dos de los agredidos alcanzaron a escapar corriendo, pero el tercero fue agredido a mansalva y quedó semi inconsciente a consecuencia de una tremenda paliza. Testigos del incidente afirmaron a El Diario, que el hecho se desarrolló exactamente a las 5.20 del domingo frente a la estación del ferrocarril Belgrano Norte de la mencionada localidad, sobre la calle Hipólito Yrigoyen, a metros de Rivadavia.

Allí, tres jóvenes de entre 20 y 25 años, que acababan de descender del tren proveniente de Retiro llegaron hasta la parada de colectivo perteneciente a la línea 920 que va a Presidente Derqui, por Jumbo y en un momento determinado, hizo su aparición un automóvil Ford Escort de color bordó, que estacionó sobre el comienzo de la playa ferroviaria, a la altura de los baños del estación y a unos diez metros de la parada y calle de por medio.

De ese automóvil descendieron 5 sujetos que cruzaron la calle y se dirigieron directamente hasta donde se encontraban los 3 jóvenes esperando el colectivo.

Sin mediar palabra alguna, comienzan a atacarlos con golpes de puños y patadas.

 

Sin respuesta

Cuando comenzaron las agresiones, varios testigos realizaron llamados desesperados al 911 tratando de que la policía llegara rápido para poner orden en esas circunstancias.

El ataque por parte de la “patota” continuó y a pesar que dos de los atacados lograron zafar de la agresión al salir corriendo hacía la calle Moreno, el otro compañero no tuvo esa suerte: tirado en el suelo, semi desvanecido y con su rostro bañado en sangre, continuaba siendo agredido.

Recién cuando quedó inmóvil sus atacantes subieron al citado vehículo y desaparecieron raudamente del lugar. Hay que destacar que justo en un lateral de la parada de colectivo donde ocurrió el sangriento hecho, está una de las cámaras instaladas por la municipalidad y controlada por el Centro de Monitoreo y el lugar donde estacionó el auto que llegaron los atacantes, está en frente, a menos de 10 metros de la dicha cámara.

Los testigos dijeron que el joven golpeado estuvo por más 20 minutos tirado hasta que llegó la ambulancia que lo derivó al hospital de Pilar, desconociéndose su estado actual.

Si bien se llamó oportunamente al 911 apenas comenzaba las agresiones, efectivos de la comisaría 6° llegaron al lugar casi 40 minutos después y sólo alcanzaron a anotar algunos datos superficiales de lo acontecido, dados por  los curiosos y testigos que se habían agrupado en el lugar.

Comentarios