Un médico y un chofer de ambulancia complicaron a Gauvry Gordon

El hombre –médico- está acusado de encubrimiento del crimen de María Marta García Belsunce. Dicen que avaló la teoría del accidente cuando debió llamar a la policía.
martes, 14 de junio de 2011 · 00:00

El médico Santiago Biasi complicó hoy a su colega Juan Gauvry Gordon, acusado del encubrimiento del crimen de María Marta García Belsunce, al declarar ante la Justicia que no le creyó “nada” de que la mujer “se había matado en la bañera”.

“El cadáver tenía un aspecto espantoso y no le creí nada (a Gauvry Gordon) de que (María Marta) se había matado en la bañera”, sostuvo esta tarde Biasi ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de San Isidro a cargo del juicio por el caso.

Por su parte, un chofer de ambulancia también complicó la situación del médico acusado del encubrimiento del crimen de María Marta, al afirmar que éste vio tres agujeros en el cráneo de la víctima y no hizo caso a su recomendación de llamar a la policía.

Se trata de Antonio Cachi, que también es bombero, quien al declarar como testigo en el juicio oral por el encubrimiento del crimen recordó lo ocurrido al llegar a la casa del country Carmel junto al médico Santiago Biasi, ambos de la empresa de ambulancias Emernort.

El testigo relató que había un charco de sangre a los pies de la víctima, agua roja en la bañera y que Gauvry Gordon le pidió a la masajista Beatriz Michelini, presente allí desde antes, si “por favor” podía limpiar “para que la familia no se encontrara con semejante cuadro”.

“También pidió una toalla para limpiarle la cara a María Marta”, aseguró Cachi al contarles a los jueces del Tribunal Oral Criminal 1 de San Isidro las acciones de Gauvry Gordon.

Según Cachi, ante esa escena, le dijo al médico: “Yo que vos llamaría a la policía y esperaría a que viniera el fiscal”. “-¿Te parece?”, recordó que le preguntó el médico, a lo que él dijo que le contestó: “Me parece que sí”.

Cachi aseguró que poco después le preguntó a Gauvry Gordon qué era lo que había en el piso y el médico le respondió que era “masa encefálica”, tras lo cual le empezó a revisar la cabeza a la mujer y “encontró tres orificios”.

Entonces, según explicó el testigo, ambos médicos -Gauvry Gordon y Biassi- revisaron el cráneo de la mujer y que “deducen que se había golpeado con los grifos de la bañera por el agua con sangre”.

Comentarios