Tratan de reconstruir las últimas horas de Yanina Lovera

La clave pasa por saber qué ocurrió entre la noche del domingo y el mediodía del lunes. Cuatro hombres fueron demorados por contradicciones en sus declaraciones. Pero luego los liberaron.

sábado, 21 de mayo de 2011 · 00:00

 

En este lugar de Almirante Irízar encontraron el cuerpo de Yanina.

 

Tratando de no dejar ningún dato librado al azar, la policía continúa con la investigación que lleve al esclarecimiento del asesinato de la joven Yanina Lovera, de 20 años de edad, quien fuera encontrada muerta el pasado martes, en un camino vecinal de la localidad de Almirante Irízar.

Si bien continúan las declaraciones testimoniales de amigos, familiares, vecinos y conocidos de la víctima, ante la Fiscalía y la policía, El Diario pudo averiguar -a pesar del férreo hermetismo investigativo- que la del jueves fue una jornada maratónica debido a los diversos testimonios que fueron aportados a la causa: así, cerca de diez personas declararon ante la policía entre las 9 de la mañana y las 2 de la madrugada de ayer.

En tanto, cuatro jóvenes fueron demorados por varias horas (trascendió que serían del entorno de las amistades de Yanina), debido a ciertas contradicciones en sus testimonios, pero recuperaron su libertad en el mediodía de ayer.

Consultado por El Diario, uno de los investigadores del caso aseguró que “estos testimonios son realmente importantes, están aportando datos precisos y elocuentes. Tenemos casi cerradas las últimas horas de vida de la víctima, y después -ya casi con certeza y basados con pruebas concretas-, lo ocurrido posteriormente”.

Y agregó: “Pero momentáneamente tenemos un defasaje de horario entre las últimas horas del día domingo y el mediodía del lunes. Necesitamos indefectiblemente la colaboración de la familia para cerrar el cerco y poder llegar hasta el o los asesinos. Creemos que, en el entorno familiar, saben mucho más con respecto a Yanina de lo que dijeron hasta el momento”.

Asimismo, la misma fuente no se explayó sobre los pormenores ni cuál sería la cuestión sobre la cual la familia debería aportar más datos, para encausar definitivamente la investigación y llegar al esclarecimiento del crimen.

Por otra parte, otro dato que trascendió en las últimas horas sobre el asesinato de Yanina, es que en la autopsia realizada en el cuerpo de la víctima se encontraron restos de alimentos ingeridos en la noche del domingo y también en el mediodía del lunes.

 

Golpeada

Yanina Lovera estudiaba en la Escuela Media 8 de Pilar. El sábado, a las 22.30, salió de su casa del barrio La Lomita de Pilar para encontrarse con una amiga, ya que tenían pensado ir a una fiesta. Sin embargo, la joven nunca regresó al hogar, lo que desató una intensa búsqueda por parte de sus familiares y amigos.

Finalmente, en la tarde del martes su cuerpo fue encontrado sin vida entre los pastizales, a la vera de un camino de la zona de Parque Irízar, detrás del Parque Industrial. El hallazgo fue hecho por un vecino que pasaba a caballo e iba acompañado de unos perros, quienes lo advirtieron con sus ladridos.

La autopsia determinó que la muerte se produjo como consecuencia de fuertes golpes en la cabeza: presentaba dos detrás de las orejas y un tercero en la parte superior de la frente. En este sentido, se cree que pudieron haber sido efectuados con dos piedras que fueron halladas con restos de sangre, en el mismo lugar donde apareció el cuerpo. 

Comentarios