Continúa grave la pequeña golpeada por su madre

martes, 17 de mayo de 2011 · 00:00

 

Nahiara Guadalupe, la nena de 5 años que fuera golpeada por su madre, permanece internada en grave estado en el Hospital de Niños de la ciudad de La Plata. Poco antes de las 19 de ayer se dio a conocer un nuevo parte médico y se informó que el estado de la pequeña sigue siendo crítico y que había empeorado respecto al del día domingo. 

Fuentes vinculadas al caso señalaron que la niña golpeada por su madre, se estima que con un palo de amasar, permanece en estado de coma, asistida con respirador mecánico y presentando una hemorragia cerebral. Este cuadro ha hecho que prácticamente se espere un milagro para que la nena pueda salvar su vida.

Cabe recordar que su madre quedó detenida acusada de golpear salvajemente a la pequeña, según ella misma confesara.

El dramático hecho ocurrió el viernes pasado cuando en la Comisaría 4ª de Manuel Alberti se recibió un llamado proveniente del Hospital Federico Falcón de Del Viso. En esa comunicación se informaba que había ingresado al nosocomio una niña de 5 años de edad padeciendo traumatismo craneano, gravísimos golpes, contusiones y diversos hematomas en todo su cuerpo.

Según las fuentes informantes, el hecho habría comenzado en una vivienda ubicada al 150 de la calle Yatay, entre Oliden y Santa Ana, del barrio William Morris de Del Viso.

En ese domicilio Nahiara Guadalupe convivía junto a su progenitora de 31 años y dos hermanitos mayores de 9 y 11 años, quienes ahora quedaron a la guarda de su abuela, luego de permanecer unas horas con una tía.De acuerdo a los investigadores del caso, la madre le habría dado una paliza a su hija, para posteriormente pegarle en la cabeza con un elemento contundente, se estima que sería un palo de amasar, provocándole importantísimas lesiones neurológicas.

En la mañana del sábado Guadalupe fue trasladada en gravísimo estado desde el Hospital Falcón hasta el Hospital Sor María Ludovica, en la ciudad de La Plata.

Horas después, el fiscal que entiende en la causa, Marcos Petersen Victorica, titular de la Unidad Funcional de Instrucción N° 1 de Pilar, junto al titular de la Comisaría 4ª, comisario Carlos Cano y efectivos policiales a su cargo, llegaron hasta la citada vivienda para realizar un allanamiento y recoger las pruebas y testimonios de lo que verdaderamente ocurrió en la casa. Lo cierto es que allí se secuestró un par de ojotas, un cinto de hombre y un palo de amasar.

La madre fue detenida poco después del hecho. Permanece alojada en la Comisaría 7ª de Los Cachorros. Cuenta con antecedentes policiales por robo. Además, su primer marido está cumpliendo una condena en el Penal de Florencio Varela por “robo calificado, tenencia ilegal de arma de uso civil e infracción a la Ley 23.737 (de drogas).

Actualmente la madre de Guadalupe estaba conviviendo con un hombre de 36 años, ex presidiario, que fue compañero de celda de su marido y que en la actualidad posee un puesto de venta de indumentarias en la feria La Salada.

Comentarios