Desbaratan en Derqui un desarmadero de camiones robados

 
Funcionaba en una quinta, en la zona del cementerio. Dentro de un galpón, la policía encontró repuestos y vehículos en proceso de corte, con pedido de secuestro en San Miguel y Rodríguez.
Funcionaba en una quinta, en la zona del cementerio. Dentro de un galpón, la policía encontró repuestos y vehículos en proceso de corte, con pedido de secuestro en San Miguel y Rodríguez.  
domingo, 15 de mayo de 2011 · 00:00

 

En un galpón, la policía encontró más camiones a medio desarmar.

 

 

En la tarde del último viernes el personal de la Comisaría 2ª de Presidente Derqui le asestó un duro golpe a los reducidores de vehículos robados. Es que sus efectivos dieron con un galpón donde se desarmaban rodados con pedidos de secuestro activo de varias comisarías del conurbano bonaerense.

En consecuencia un hombre quedó detenido y se incautaron numerosas autopartes que pertenecían a los automotores hallados.

De acuerdo a voceros oficiales, el procedimiento tuvo lugar cerca de las 18 cuando un patrullero rondaba las inmediaciones de una zona cercana al Cementerio Municipal de Derqui que, a su vez, cuenta con quintas de cultivos.

De una de ellas, más precisamente la inmediata a la  intersección de H.G. Martin y Méjico, salió una camioneta Ford F 350, (UDS-832), y sus dos oficiales notaron que en la caja llevaba varias autopartes envueltas en nylon.

Entre ellas, dos cajas de cambio de camiones, una cabina de camión, un paragolpes, extremos de dirección y un palier.

Si eso ya era extraño, lo que más despertó sospechas en los efectivos fue que repentinamente aceleró para intentar  perderlos. Eso bastó para alcanzarla e identificar a su conductor, de 59 años.

Pero después ocurrió lo que suponían los oficiales porque, al pedirle información sobre el origen y destino de todo lo que transportaba, el interceptado comenzó a ponerse nervioso y a contradecirse. Primero dijo que las había retirado de un taller mecánico, pero luego no recordaba la dirección del mismo.

Eso bastó para pedirle la documentación de todos los repuestos y finalmente constataron que el hombre no poseía ninguno.

De ahí en más el comisario Gustavo Avelino ordenó un inmediato allanamiento en la quinta de donde había salido la camioneta; algo que pudo hacer sin orden del fiscal de Pilar en turno porque apeló a la Ley 13.081 que autoriza ese tipo de procedimiento en casos de urgencia.

 

De todo

Luego de recorrer unos 200 metros desde la entrada, los uniformados llegaron hasta una añosa arboleda y detrás de ella dieron con un gran galpón.

No había moradores en ese momento, pero sí un  importante almacenamiento de partes de camiones y de otros que estaban en vías de ser desguazados. Entre ellos un Mercedes Benz 1620 azul (RBP-821).

Prontamente los oficiales se comunicaron con la Radio Estación San Miguel para saber si el vehículo tenía algún impedimento legal, y la respuesta fue la esperada: había sido robado a mano armada este pasado martes en la localidad de Merlo, con intervención de la UFI Nº 1 de Morón. Luego se halló un camión Scania 112  sin patente colocada, pero con el número en los cristales (UML-736) bastó para conocerse que también fue robado el pasado 19 de abril en La Matanza. Acto seguido los varios policías se internaron en el amplio galpón y descubrieron un parabrisas con el número de patente grabado (HWJ-999), y eso equivalía a un camión Mercedes Benz 2434K que también fue robado a mano armada en General Rodríguez. Luego se supo que en ese caso habían actuado piratas del asfalto que tuvieron en cautiverio a su chofer hasta que el vehículo llegó al desarmadero de Presidente Derqui.

Por último los policías dieron con otros 10 parabrisas, 30  ruedas con sus respectivas llantas, 7 equipos de aire frío calor, 6 cardan, 6 palieres, 10 paragolpes, un tren delantero completo, un chasis cortado, una caja volcadora hidráulica, y numerosos repuestos.

Lo notable del procedimiento fue que absolutamente todas las partes eran de camiones.

Tampoco faltaron los elementos necesarios para cortarlos: una autógena, una soldadora, una amoladora, palancas y numerosas herramientas. “No hay dudas de que este era un desarmadero que, sobremanera, se especializaba en cortar camiones robados para luego ingresar sus partes al mercado negro”, dijo el comisario Gustavo Avelino a este medio. En tanto el fiscal en turno de Pilar, Petersen Victorica, ordenó la detención de Carlos Díaz con la intención de investigar hasta qué punto se extiende la organización ilegal que comenzó a desbaratarse.

Comentarios